La propuesta de Eykis

Eykis era una especie de gurú. No la clase de gurú ante quien uno se arrodilla en busca de revelaciones. Era todo lo contrario. Era una diosa del sentido común, que le pedía a uno, en un lenguaje simple y objetivo, desprenderse de sus lentes oscuros y ver por sí mismo los errores de su vida.

Su clara lógica y sus observaciones maravillosamente sensatas me hacían contemplarme a mí mismo y a mi mundo con ojos nuevos, con una mirada bien enfocada, sin la miopía de las costumbres y del pensamiento corriente,

Eykis me estaba despertando, a mí, que siempre me había enorgullecido de mi “actitud consciente”
Yo era ahora más consciente de la cantidad de cosas que había dado por sentada, aceptándolas, sencillamente, como la manera de pensar propia de la Tierra.
Estaba empezando a poner en tela de juicio lo que pocos días antes consideraba “natural” Mi mente rebozaba de pensamientos nuevos y de formas de expresar lo que había empezado a aprender de Eykis…

_Has dicho que había otras formas de pensamiento confuso que daban lugar a los terribles errores de pensamiento que padecemos.

_Sí, desde luego. Uno de ellos es que, en lugar de pensamiento ético, hacéis hincapié en el pensamiento-normas, e incitáis a vuestros jóvenes a imitaros.

_¿Ética contra normas? _repetí.

_Sí. Una persona que piensa en las normas es una persona que hace lo que le dicen, sin atender a la situación _dijo ella sin rodeos.

Pero las normas son necesarias _protesté. Sin ellas se derrumbaría la sociedad. Por ejemplo, una norma es detenerse ante un semáforo en rojo. Imagínate lo que pasaría si la gente no lo respetase.

_¿Por qué te detienes tú ante un semáforo en rojo? _preguntó

_Porque si no lo hiciera, contravendría la ley, y además, seguramente, provocaría un accidente.

_¿Quieres decir que si mañana se aprobase una ley nueva según la cual fuese legal pasar los semáforos en rojo, tú los pasarías?

_¿Cómo? _fue cuanto pude decir.

_La verdadera razón por la que te detienes ante la luz roja es que sería inmoral hacer lo contrario.

El arriesgar tu vida o la de los otros es inmoral _dijo…

_El pensamiento orientado hacia las normas sitúa la responsabilidad de la conducta más en la norma que en el individuo.

Cuando se atribuye a las normas, leyes y reglas la causalidad del pensamiento humano, la moral debe pasar a segundo término.
Cuando la gente basa su conducta en lo que los demás le dicen que es correcto, el pensamiento ético es casi imposible, y otra vez queda asfixiada la posibilidad de satisfacción y de felicidad.

_¿De qué modo?

_¡Aquí en la Tierra, tenéis hasta “horas felices”! Eso significa, supongo, que hay otras horas que no pueden ser felices. Necesitáis una regla que os diga cuándo podéis ser felices, y una cierta cantidad de bebida barata para aseguraros de ello.

Vuelvo a repetir que la felicidad es un fenómeno interior, y que las normas son fenómenos exteriores.

La ética, en cambio, es un conjunto de normas interiores que nunca permiten a una persona comportarse de un modo dañino para los demás. 

_¿De modo que el enseñar a las personas el pensamiento ético les acostumbraría a pensar por sí mismas?

_Sí, siempre y cuando ese pensamiento se basara en la verdadera ética.
Quedaría eliminada la necesidad de tantas normas para casi todos los momentos de vuestra vida.

¿Cómo puede alguien aprender a tomar decisiones por sí mismo, si todas las decisiones están ya tomadas por las normas y las reglas en las que tanto os apoyáis? _preguntó.

Yo hice lo que hacía siempre cuando no podía darle una respuesta sensata: respondí a su pregunta con otra pregunta.

_Con esto van dos. La calidad en lugar de la apariencia, y la ética en lugar de las normas. ¿Algo más?

_Sí, amigo mío. He observado que la mayoría de los terrícolas sustituyen en su pensamiento la integridad personal o autoridad por el dominio.

_¿En qué se diferencian el pensamiento de dominio y el pensamiento de autoridad? _pregunté.

_Muy sencillo. El pensamiento de dominio significa querer oprimir o sojuzgar a los demás. Buena parte del pensamiento que he observado entre vosotros se encamina al sometimiento de los demás, ya se trate de una nación que busca someter a otra, de padres que quieren someter a sus hijos, o de cónyuges que quieren someterse el uno al otro. Existe casi una obsesión universal por sojuzgar y dominar.

Cuando el pensamiento se encamina a ver hasta qué punto puede uno dominar a los demás, no puede centrarse en la felicidad personal y en la autonomía.

Como ya hemos establecido que la felicidad es un hecho interior, resulta que el pensamiento exterior o pensamiento de dominio lleva, en último término, a una conclusión errónea:

“Si consigo que la gente que me rodea sea como yo quiero, incluso como soy yo, seré poderoso y, por tanto, feliz”

_Así, pues, ¿en qué consiste el pensamiento “de autoridad” o de “integridad”, como tú lo defines?

_Pues es todo lo contrario _declaró ella- Es un proceso interior y no exterior.
Una persona dedicada a incrementar su autoridad sobre sí misma, a hacerse más dueña de sus actos, a la capacidad de compartir ese dominio con otros, no busca dominar a nadie.
Una persona así utiliza sus procesos mentales sólo para ser, y para permitir que sean también los que la rodean. No se entromete en la vida de nadie.
Pretende sólo aprender de los demás, y arbitrarlos o manipularlos.

Ese es el pensamiento de integridad, y la persona que lo practica no necesita buscar la autoridad dominando a los demás.

Quienes buscan la autoridad mediante el dominio demuestran carecer de la cualidad cuya posesión se empeñan en demostrar.

_Pero, ¿y nuestros enemigos, aquellos que quisieran dominarnos a nosotros? ¿No debemos mostrarles que nos negamos a ello? _pregunté.

_Otra vez es tu pensamiento de dominio el que te lleva a preguntar eso. Yo pienso globalmente. No pienso de ti como opuesto a “ellos”.
Todo el mundo debe ser educado para orientar sus pensamientos hacia la integridad personal, y para acabar definitivamente un día con el concepto de enemigo.
Mientras penséis en términos de nosotros/ellos, podréis cargar al enemigo la culpa de vuestros pensamientos de dominio.

La mayoría de los terrícolas mostráis un “pensamiento orientado al logro”, como opuesto al “pensamiento orientado al conocimiento”.
En consecuencia, muchos terrícolas viven en el error y acaban neuróticos e insatisfechos.

El terrícola no acepta el tipo de pensamiento que busca el conocer por el simple interés de conocer.
No le encuentra mucho sentido al conocimiento que no sirve para conseguir cosas. Por eso se da el supremo absurdo de estudiantes que compran notas sin preocuparse de adquirir ningún conocimiento de la asignatura en cuestión.
Ese pensamiento encaminado a la obtención de cosas es otro camino que no lleva a ninguna parte.

¿Por qué? _la interrumpí, sólo para patentizar que seguía su razonamiento.

_Porque los logros son algo exterior, y la felicidad es algo interior.
Una buena nota y la comprensión de un poema son dos cosas que no guardan relación alguna, a pesar de ello, la mayor parte de la gente estudia poesía por la nota que va a conseguir.
La utilidad de la comprensión de un poema no puede ser expresada en términos de logro, aunque esa lógica escapa a la mayoría de los terrícolas.

Según el “pensamiento conocimiento”, cualquier cosa que se aprende puede beneficiar al sujeto y enriquecer su vida.

Según el “pensamiento-logro”, la persona debe poder medir, pesar o aplicar lo que estudia, y ello se manifestará más adelante, cuando recoja los frutos de su estudio o actividad. Pero si más adelante eso no llega _y en Tierra no llega nunca, porque vosotros sólo tenéis el AHORA_, resulta que vuestro pensamiento-logro no ha servido para nada.

Con el pensamiento-conocimiento, es decir el pensamiento por la pura alegría del conocimiento y todo lo que éste ofrece, la persona nunca puede ser infeliz ni sentirse desengañada, porque las recompensas interiores que obtiene son el mismo pensamiento, el sentimiento y la conducta en sí mismos. 

 

De libro: Los regalos de Eykis. Wayne Dyer.
Autor de Tus Zonas erróneas.

 

@emldg

Anuncios

Contigo

Sé que Tú estás ahí
como el sol en mi ventana
Dios, estás ahí
No me dejas ir
Aunque fuerte la tormenta
cuidarás de mí

No temeré porque sé
que a mi lado Tú vas
No me dejas
No me fallas

Ahora comprendo que
si Tú no estás
se me agotan mis fuerzas
Sin ti, Dios, no puedo más

De qué me sirve la vida
si no la vivo Contigo
De qué me valen mis pasos
si no caminas conmigo

Quiero quedarme a Tu lado
Tu amor es lo que te pido
De qué me sirve la vida
si no la vivo Contigo

De qué me sirve caminar por mundo
si no tengo rumbo, si no tengo Tu favor
De qué me sirve navegar por las olas
si no tengo mapa, si no me guía Tu amor
De qué me sirve una brisa en el día
si no hay alegría, si no siento Tu calor

Convencido estoy
Te necesito, Dios
Eres mi todo y hoy…

No temeré porque sé
que a mi lado Tú vas
No me dejas
No me fallas

Ahora comprendo que
si Tú no estás
se me agotan mis fuerzas
Sin ti, Dios, no puedo más

De qué me sirve la vida
si no la vivo Contigo
De qué me valen mis pasos
si no caminas conmigo

Quiero quedarme a Tu lado
Tu amor es lo que te pido
De qué me sirve la vida
si no la vivo Contigo

Quiero vivir al Tu lado
que nada me separe
Enamorarme de ti, mi Dios
y llenarme de Tu poder
Vivir cada día llenado de Tu alegría,
de Tu presencia en mi vida
Que Tu fuego ilumine mi ser
Cubre cada espacio, satúrame,
se mi Guía
Llévame hacia la salida
Muéstrame el camino para yo ser
De qué me sirve estar si Tu querer

Sé que Tú estás ahí
como el sol en mi ventana
Dios, estás ahí
No me dejas ir
Aunque fuerte la tormenta
cuidarás de mí
Tú cuidarás de mí

De qué me sirve la vida
si no la vivo Contigo
De qué me valen mis pasos
si no caminas conmigo

Quiero quedarme a Tu lado
Tu amor es lo que te pido
De qué me sirve la vida
si no la vivo Contigo

Porque sé que a mi lado Tú vas
No me dejas
No me fallas
Porque si Tú no estás
se me agotan mis fuerzas

De qué me sirve la vida
si no la vivo Contigo

Musiko – Anexos

@emldg

El Juego

Vuelves a entrar ciegamente
al juego en el que siempre pierdes
Como la última vez
Dijiste “No lo haré”
y //ahora estás ahí//

En qué momento crees
que no vas a caer
si
//Nunca ha sido así//

Llega el final nuevamente
y como siempre
no sabes dónde esconderte
y así continuarás jugando sin ganar
//Hasta que quieras ver//
que este juego tú jamás
podrás ganar

Lo mejor será si logras renunciar
y después no habrá nada que esconder

Y al final
//el juego ya no existirá//

Y al lograr renunciar
Ganarás
Ya no habrá que ocultar
Ganas

Y después
//No habrá nada que esconder//

Y al final
//el juego ya no existirá//

Muertos Una Vez – Traslación

@emldg

Mi peor error

Di valor a lo que no valía nada
y no entiendo cómo pude estar tan lejos
Tuve al lado todo aquello que buscaba
y no entiendo cómo pude estar tan ciego
y no vi que fuiste Tú
Hoy todo tiene sentido al ver Tu cruz

CORO

Fuiste Tú quien me salvó
y quien curó mi corazón de las heridas
que acababan con mi vida
Fuiste Tú quien me enseñó
lo que en verdad  era el amor
y ahora entiendo
que fuiste Tú todo este tiempo
Fuiste Tú quien me salvó
y quien curó mi corazón de las heridas
que acababan con mi vida
Fuiste Tú quien me enseñó
lo que en verdad era el amor
y ahora entiendo
que no acercarme a Ti
fue mi peor error

El no buscar desde un principio
lo que siempre estuvo
El ignorar desde el comienzo
lo que me mantuvo
Así viví y reconozco que hice mal

Me perdí en mis deseos
Luego te busqué al final de la jornada
Sin fuerzas, sin energía, sin nada
Con una mente errada
Visión desenfocada
y en efecto
vivía como si fuese perfecto
Me creía sabio en mi propio intelecto

Pero Usted fue el agua que sació mi sed
Aun cuando era ciego en la ignorancia
Me atrapa en una red
Aun cuando quería caminar mi propio norte
Tu presencia se mantuvo ahí
dándome soporte
Lluvia en mi sequía
Sombra en mi travesía
Conmigo día tras día
y yo no lo sabía
El dolor fue el transporte
que me llevó a tu amor
De no haber venido antes
fue mi peor error

CORO

Fuiste Tú quien me salvó
y quien curó mi corazón de las heridas
que acababan con mi vida
Fuiste Tú quien me enseñó
lo que en verdad  era el amor
y ahora entiendo
que fuiste Tú todo este tiempo
Fuiste Tú quien me salvó
y quien curó mi corazón de las heridas
que acababan con mi vida
Fuiste Tú quien me enseñó
lo que en verdad era el amor
y ahora entiendo
que no acercarme a Ti
fue mi peor error 

Es evidente
Fuiste Tú
quien abrió el puente que conecta
lo del cielo con la gente
Tu cruz fue suficiente
Tú limpias mi condición existente
Tú haces que me vea diferente
La mente es engañosa
y me estaba llevando hacia el abismo
pensando que podía por mi mismo
La autosuficiencia me detiene
y evita que yo ande
pero ahora de rodillas
sé que soy mucho más grande
Y mi falta yo sé que con amor
Tú me la cubres
y que si yo la escondo
la descubres
la expones a la luz de tu palabra
y con ella me transformas
Me rompes para luego darme forma
y en hora buena
Mis errores aunque daban pena
comparados con tu gracia
son como un grano de arena
Eres sustento, mi paz, mi fundamento
Hoy sé que fuiste Tú
en todo momento

CORO

Fuiste Tú quien me salvó
y quien curó mi corazón de las heridas
que acababan con mi vida
Fuiste Tú quien me enseñó
lo que en verdad  era el amor
y ahora entiendo
que fuiste Tú todo este tiempo
Fuiste Tú quien me salvó
y quien curó mi corazón de las heridas
que acababan con mi vida
Fuiste Tú quien me enseñó
lo que en verdad era el amor
y ahora entiendo
que no acercarme a Ti
fue mi peor error

Funky y Marcela Gandara

 

@emldg

Contigo

Con dinero me compré un remedio
para ahogar mis penas y terminó
siendo mi condena
Sólo encontré desolación

Con dinero intenté curar
la enfermedad del alma
pero nunca encontré la calma
Eso sólo está en tu salvación

CORO

Es que el dinero puede comprar
muchas cosas materiales
pero no las cosas esenciales
como aquellas que me has dado Tú

Contigo tengo mucho más
de lo que yo merezco
Contigo tengo mucho más
de lo que un día soñé
(de lo que un día pensé)

Contigo fue que vi la gloria
Contigo llegó mi victoria
Contigo puedo darlo todo
y nunca perder

Contigo encontré el valor
para enfrentar mis miedos
Contigo encontré el Camino
que tanto busqué

Hoy Contigo voy al fin del mundo
sin desmayar por un segundo
Contigo tengo la certeza de que venceré

 

Con dinero yo podía comprarme
una mansión costosa
pero no una familia valiosa
como aquella me has dado a mí

Con dinero yo podía dormir
en una cama enorme
pero nunca descansar conforme
si en mi vida no te tengo a Ti

CORO

Es que el dinero puede comprar
muchas cosas materiales
pero no las cosas esenciales
como aquellas que me has dado Tú

Contigo tengo mucho más
de lo que yo merezco
Contigo tengo mucho más
de lo que un día soñé
(de lo que un día pensé)

Contigo fue que vi la gloria
Contigo llegó mi victoria
Contigo puedo darlo todo
y nunca perder

Contigo encontré el valor
para enfrentar mis miedos
Contigo encontré el Camino
que tanto busqué

Hoy Contigo voy al fin del mundo
sin desmayar por un segundo
Contigo tengo la certeza de que venceré

//Contigo//

Me cansé de estar peleando solo
y de tratar de hacerlo con mis fuerzas
Ya me di cuenta que en Ti encuentro todo
y que sin Ti mi alma estaría muerta

Sé que no debía seguir así
Por eso tuve que rendirme
Tuve que reconocer
que solo no podía jamás

CORO

Contigo tengo mucho más
de lo que yo merezco
Contigo tengo mucho más
de lo que un día soñé
(de lo que un día pensé)

Contigo fue que vi la gloria
Contigo llegó mi victoria
Contigo puedo darlo todo
y nunca perder

Contigo encontré el valor
para enfrentar mis miedos
Contigo encontré el Camino
que tanto busqué

Hoy Contigo voy al fin del mundo
sin desmayar por un segundo
Contigo tengo la certeza de que venceré

//Contigo//

Funky – Indestructible

@emldg

Sólo En Dios

Salmo de David

1 Sólo en Dios halla descanso mi alma;
de él viene mi salvación.

2 Sólo él es mi roca y mi salvación;
él es mi protector.
¡Jamás habré de caer!

3 ¿Hasta cuándo atacarán todos ustedes
a un hombre para derribarlo?
Es como un muro inclinado,
¡como una cerca a punto de derrumbarse!

4 Sólo quieren derribarlo
de su lugar de preeminencia.
Se complacen en la mentira:
bendicen con la boca,
pero maldicen con el corazón.

5 Sólo en Dios halla descanso mi alma;
de él viene mi esperanza

6 Sólo él es mi roca y mi salvación;
él es mi protector
y no habré de caer

7 Dios es mi salvación y mi gloria;
es la roca que me fortalece;
¡mi refugio está en Dios!

8 Confía siempre en él, pueblo mío;
ábrele tu corazón cuando estés ante él.
¡Dios es nuestro refugio!

9 Una quimera es la gente de humilde cuna,
y una mentira la gente de alta alcurnia;
si se les pone juntos en la balanza,
todos ellos no pesan nada.

10 No confíen en la extorsión
ni se hagan ilusiones con sus rapiñas;
y aunque se multipliquen sus riquezas,
no pongan el corazón en ellas.

11 Una cosa ha dicho Dios,
y dos veces la he escuchado:
Que tú. oh Dios, eres poderoso,

12 que tú, Señor, eres todo amor,
que tú pagarás a cada uno
según lo merezcan sus obras. 

Salmo 62. Santa Biblia
Nueva Versión Internacional.

@emldg

Las preocupaciones y la riqueza verdadera

Después Jesús le dijo a sus discípulos:

No se pasen la vida preocupados por lo que van a comer o beber,
o por la ropa que van a ponerse.

La vida no consiste sólo en comer, ni el cuerpo existe sólo para
que lo vistan.

Miren a los cuervos:

No siembran ni cosechan, ni tiene graneros
para guardar semillas.

Sin embargo, Dios les da de comer.

¡Recuerden que ustedes son más importantes que las aves!

¿Creen ustedes que por preocuparse mucho vivirán un día más?

Si ni siquiera esto pueden conseguir, ¿por qué se preocupan
por lo demás?

Aprendan de las flores del campo:

No trabajan para hacerse sus vestidos y, sin embargo,
les aseguro que ni el rey Salomón, con todas sus riquezas,
se vistió tan bien como ellas.

Si Dios hace tan hermosas a las flores, que viven tan poco tiempo,
¿no hará mucho más por ustedes?

¡Veo que todavía no han aprendido a confiar en mí!

No se desesperen preguntándose qué van a comer, o qué van a beber.

Sólo quienes no conocen a Dios se preocupan por eso.

Dios, el Padre de ustedes, sabe que todo eso lo necesitan.

Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey.
Todo lo demás, él se lo dará a su debido tiempo.

 

La riqueza verdadera

 

¡No tengan miedo, mi pequeño grupo de discípulos!

Dios, el Padre de ustedes, quiere darles su reino.

Vendan lo que tienen, y repartan ese dinero entre los pobres.

Fabríquense bolsas que nunca se rompan, y guarden en el cielo
lo más valioso de su vida.

Allí, los ladrones no podrán robar, ni la polilla podrá destruir.

Recuerden que la verdadera riqueza consiste
en obedecerme de todo corazón.

Lucas 12:22-34. TLA

@emldg

Anteriores Entradas antiguas