Los límites del perdón

"Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircucisión de vuestra carne, os dio vida juntamente co él, perdonándoos todos vuestros pecados, anulando el acta de los dcretos que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz" (Colosenses 2:13-15)
 
Este pasaje de la Carta a los Colosenses es una explicación de cómo Jesús conquistó el perdón para nosotros. Se trata de la deuda que teníamos con Dios, se trata de la historia que comenzó en el Edén y que trajo una serie de consecuencias para la humanidad. Le habíamos entregado a Satanás un derecho legal sobre nuestras vidas, un derecho legal que tenía que ser anulado pagando un precio en la cruz en una impresionante manifestación de amor, con dolor.
 Y de ahí surge el perdón, y qué maravilloso es saber que fuimos perdonados. No podemos ser cristianos si no sabemos qué es el perdón.
 
El perdón no es una conducta normal del ser humano, a nosotros no nos gusta perdonar. A nosotros nos gusta cobrar. Cuando alguien es ofendido, siente que tiene derecho a cobrar una deuda y humillar a la persona que le ofendió. Pero, ¿quién pagó por nuestras deudas?    Aquel que pagó nuestras deudas no tenía que hacerlo, y lo hizo.
 
Perdonar es mucho más que olvidar porque nadie olvida voluntariamente. Perdonar es comportarse como si usted lo hubiese olvidado. Es ver a la persona que le ofendió y sentir paz hacia ella y aunque el recuerdo venga a su mente, usted puede sentarse a la mesa con esa persona y no sentir ningún malestar.
 
El acto de perdonar es una decisión, mientras que el acto de olvidar es un accidente.
Cuando usted perdona a alguien no puede ponerle condiciones, por la sencilla razón de que Dios no puso condiciones para perdonarlo a usted. Siempre tenemos que recordar que fuimos perdonados de una manera gratuita, perdonados por gracia.
 
Pasar por alto, no tomar en cuenta, eso es perdonar (Rom.3:23-25).
 
Pedro le preguntó al Señor Cuántas veces debía perdonar a su ofensor. Cristo le respondió que ilimitadamente. Se ha preguntado cuántas veces Dios le ha perdonado a usted?. Démosle gracias a Dios porque cada vez que usted ha pecado se ha encontrado con su perdón, sin llevar la cuenta de cuántas veces lo ha perdonado.
 
El perdonar no tiene que ver con quién comenzó primero sino con quién tiene la gracia.    
Aquel que nos perdonó, no había cometido ningún pecado, pero pagó el precio por nosotros.
 
Mateo 6:14-15 dice: "Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más sino perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas." Si usted no perdona, usted no puede ser perdonado.
No podemos jugar con el perdón. No racionalice el perdón. Si usted tiene que perdonar a alguien, perdone. Un cristiano que no perdone tiene serios problemas. Y para recibir el perdón de Dios, usted debe confesar su pecado, no para que Dios lo sepa sino para que él lo perdone.
 
La confesión significa dos cosas: mi humillación como hombre y el reconocimiento del Señorío de Dios en nuestras vidas. Cuando usted entiende esto puede confesarle a Dios sus pecados con confianza.
Hay dos cosas que tenemos que hacer en este momento, reconocer que somos pecadores, y concederle el perdón a los que nos han ofendido. El perdón no puede resumirse en palabras, el perdón es un modo de vivir.
 
Oración: Señor, nadie como tu conoces el corazón humano, todos hemos tenido el problema  terrible del pecado, sin embargo nos amaste y nos perdonaste, quebranta nuestro   corazón para que podamos concederle el perdón a los que nos han ofendido. Ayúdame a tener un corazón perdonador como el tuyo. Gracias por perdonar nuestros pecados, gracias por perdonar una deuda que yo no podía pagar, gracias porque al pagar esa deuda me permites entrar  en tu reino. Amén"
 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: