La tentación

Proceso de tentación 1

 

La serpiente era más astuta que todos los animales del campo

que Jehová Dios había hecho, y dijo a la mujer:

_¿Conque Dios os ha dicho: “No comáis de ningún árbol

del huerto?”

La mujer respondió a la serpiente:

_Del fruto de los árboles del huerto podemos comer,

pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios:

“No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis”

Entonces la serpiente dijo a la mujer:

_No moriréis. Pero Dios sabe que el día que comáis de él

serán abierto vuestros ojos y seréis como Dios,

conocedores del bien y el mal.

Al ver la mujer que el árbol era bueno para comer,

agradable a los ojos y deseable para alcanzar la sabiduría,

tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido,

el cual comió al igual que ella.

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos

y se dieron cuenta que estaban desnudos.

Cosieron, pues, hojas de higuera y se hicieron delantales.

Luego oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba

por el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer

se escondieron de la presencia de Jehová Dios

entre los árboles del huerto. Pero Jehová Dios

llamó al hombre, y le preguntó:

_¿Dónde estás?

Él respondió:

_Oí tu voz en el huerto y tuve miedo, porque estaba desnudo;

por eso me escondí.

Entonces Dios le respondió:

_¿Quién te enseño que estabas desnudo?

¿Acaso has comido del árbol del cual yo te mandé que no comieras?

El hombre le respondió:

_La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

Entonces Jehová Dios dijo a la mujer:

_¿Qué has has hecho?

Ella respondió:

_La serpiente me engañó, y comí.

Y Jehová Dios dijo a la serpiente:

_Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias

y entre todos los animales del campo. Sobre tu vientre te arrastrarás

y comerás polvo todos los días de tu vida. Pondré enemistad entre ti

y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya;

esta te herirá en la cabeza, y tu le herirás en el talón.

A la mujer le dijo:

_Multiplicaré en gran manera los dolores en tus embarazos,

con dolor darás a luz los hijos, tu deseo será para tu marido

y él se enseñoreará de ti.

Y al hombre dijo:

_Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer y comiste del árbol

de que te mandé diciendo: “No comerás de él”, maldita será la tierra

por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida,

espinos y cardos te producirá y comerás plantas del campo.

Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra,

porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y al polvo volverás.

A su mujer Adán le puso por nombre Eva, por cuanto ella fue la madre

de todos los vivientes.

Jehová Dios hizo para el hombre y su mujer túnicas de pieles, y los vistió.

Luego dijo Jehová Dios: “El hombre ha venido a ser como uno de nosotros,

conocedor del bien del mal: ahora, pues, que no alargue su mano,

tome también del árbol de la vida, coma y viva para siempre”

Y lo sacó Jehová del huerto de Edén, para que labrara la tierra

de la que fue tomado.

Echó, pues, fuera al hombre, y puso querubines al oriente del huerto de Edén,

y una espada encendida que se revolvía por todos lados

para guardar el camino del árbol de la vida. Génesis 3 RV95

 

Proceso de tentación 2

 

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto

para ser tentado por el diablo.

Después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches,

sintió hambre.

Se le acercó el tentador y le dijo:

_Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

Él respondió y dijo:

_Escrito está: “No solo de pan vivirá el hombre,

sino de toda palabra que sale de boca de Dios”

Entonces el diablo lo llevó a la santa ciudad,

lo puso sobre el pináculo del Templo y le dijo:

_Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, pues escrito está:

“A sus ángeles mandará acerca de ti” y

“En sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie

en piedra”

Jesús le dijo:

_Escrito está también: “No tentarás al Señor tu Dios”

Otra vez lo llevó el diablo a un monte muy alto

y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo:

_Todo esto te daré, si postrado me adoras.

Entonces Jesús le dijo:

_Vete, Satanás, porque escrito está:

“Al Señor tu Dios adorarás y sólo a él servirás”

El diablo entoces lo dejó, y vinieron ángeles y lo servían. Mateo 4:1-11 RV95

 

Muchas cosas se pueden decir acerca de estos dos procesos de tentación,

pero sólo quiero señalar en este momento, una sola cosa:

Toda la clave está en la Obediencia.

El primer hombre decidió obedecer al diablo, otro ser creado;

el segundo Hombre, con mayúscula, porque mantuvo su dignidad

ya que estaba bien claro a quién le debía obediencia.

Al terminar el proceso de tentación  o prueba,

el primer hombre se encontró con una triste realidad: le habían engañado; moriría!

y no recibiría nada de lo que le prometió el mentiroso y padre de mentira.

El segundo Adán, nuestro Señor Jesucristo, después de mantener

su dignidad de HIjo de Dios, que el maligno quiso que pusiera en duda al decirle

“Si eres hijo de Dios…”, salió victorioso y vinieron ángeles a servirle.

El enemigo siempre trata de que dudemos del amor de Dios y su cuidado hacia nosotros.

Cuando el maligno no podía hacer caer a Jesús, tuvo que sacar de su corazón

lo que realmente quería: adoración; “Todo esto te daré, si postrado me adoras”

La mejor manera de vencerlo, es a la manera de Jesús: Conociendo las Sagradas Escrituras

y mantieniendo una íntima comunión con nuestro Padre Celestial,

quien nos recuerda una y otra vez cuánto nos ama y que le pertenecemos a Él y a nadie más.

 

El ser humano siempre será esclavo de aquel o aquello que le domina.

“Al Señor tu Dios adorarás y sólo a él servirás”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: