¿Cómo son los límites?

Los padres de un adulto de veinticinco años vinieron

a consultarme con un pedido muy corriente: querían que

“arreglara” a su hijo. Cuándo les pregunté dónde estaba

Bill, me contestaron:

_¡Ah! No quiso venir.

_¿Por qué? _les pregunté.

_Bueno… cree que no tiene ningún problema

_contestaron.

_Quizá tenga razón _les dije, para su sorpresa.

Cuéntenme el caso.

Me recitaron un historial de problemas que habían

comenzado en sus primeros años de vida. A su entender,

Bill nunca había estado “a la altura de las circunstancias”

En los últimos años había manifestado problemas con

drogas e incapacidad para estudiar y hacer una carrera.

Era evidente que amaban mucho a su hijo y que tenían

el corazón destrozado por su manera de vivir. Intentaron

todo lo que estaba a su alcance para que cambiara y

llevara una vida responsable, pero todo fue inútil. Aún

estaba en las drogas, eludiendo la responsabilidad y

rodeado de amistades dudosas.

Me contaron que siempre le habían dado lo que

necesitaba. Tenía dinero suficiente en la escuela para

que “no tuviera que trabajar y así contar con tiempo

suficiente para estudiar y tener una vida social”

Cuando debido a sus bajas calificaciones lo expulsaron

de una escuela tras otra, o dejó de asistir a clases,

estaban más que complacidos de poder ayudarlo para

que ingresara a otra escuela “donde pudiera sentirse

mejor”

Después de dejarlos hablar por un rato, les respondí:

_Creo que su hijo tiene razón. No tiene ningún problema.

Por un minuto me clavaron sus miradas y quedaron

inmóviles, como en una fotografía, sin poder creer lo que

habían escuchado. Finalmente, el padre dijo:

_¿Escuché bien? ¿Usted no cree que tiene problemas?

_Así es _les dije. No tiene ningún problema. Ustedes sí. 

El puede hacer cualquier cosa que se le antoje, no hay

problema. Ustedes pagan, se irritan, se preocupan,

planifican, gastan energía para que siga adelante.

No tiene ningun problema porque ustedes le solucionan

todo. Esos desvelos deberían corresponderle a él; pero,

tal como están las cosas, el problema es de ustedes.

¿Quiesieran valerse de mi ayuda para ayudarlo a tener

algún problema?

Me miraron como si estuviera loco, pero algunas cosas

comenzaron a aclararse en sus mentes.

_¿Qué quiere decir con “ayudarlo a tener algún

problema”? _preguntó su madre.

_Bueno _les expliqué_, creo que la solución a este

problema sería poner algunos límites bien claro para

que sus acciones le trajeran inconvenientes a él y no

a ustedes.

_¿Qué quiere decir “límites”? _preguntó el padre.

_Mirémoslo de esta manera. Podemos compararlo a él

con su vecino que nunca riega su cesped. Pero siempre

que ustedes abren el sistema aspersor, el agua cae sobre

el terreno colindante de su vecino. Bill mira su cesped

bien verde y piensa “Mi jardín está estupendo” pero el

de ustedes se vuelve amarillento y seco. Así es la vida

de su hijo. No estudia, no hace planes, no trabaja. Sin

embargo, tiene una donde vivir, suficiente dinero y

todos los derechos de un miembro de familia que

cumple con sus obligaciones.

“Si pudieran demarcar los linderos un poco más,

si pudieran dirigir el aspersor para que el agua cayera

en el césped de ustedes, si no riega su propio césped,

tendrá que vivir en el polvo. Después de un tiempo eso

no le gustará. “Tal como están las cosas ahora, mientras

él es irresponsable y feliz, ustedes son responsables e

infelices” Establecer límites claros puede ser todo lo que

necesita. Necesitan poner vallas para que los problemas

de su hijo queden en su respectivo terreno, donde

corresponden, y fuera del jardín de ustedes.

_¿No es un poco cruel dejar de ayudarlo así como así?

_preguntó el padre.

_¿Acaso la ayuda sirvió de algo? _les pregunté.

Su mirada me decía que comenzaban a entender.

Del libro: Límites. Dr. Henry Cloud y Dr. John Townsend

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: