La agencia libre de Cristo

“Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase…” (Marcos 8:22-25)

Los hombres llegan a Cristo por diferentes procesos: Uno es hallado por Cristo, otro viene a El, otro es llevado por cuatro; y otro, un ciego, es conducido por la mano. La manera no importa, con tal de que cada uno llegue a El.

I. Es flaqueza de fe esperar la bendición de una manera fija.

“Le pidieron que le tocase”
1. A veces nos imaginamos que la liberación de las dificultades tiene que venir de la manera que nos hemos imaginado.
2. Buscamos la santificación por aflicciones o por un éxtasis especial.
3. Esperamos que el despertamiento ha de tener lugar de un modo estereotipado.

II. Aunque nuestro Señor honra la fe, no se somete a sus flaquezas.

Jesús no hizo nada ante la vista de ellos, sino que le condujo fuera de la ciudad. No quiso ceder a las exigencias de su curiosidad. No le curó instantaneamente como ellos esperaban. Usó un medio que ellos no habían pensado. Puso saliva sobre sus ojos, etc.
1. De este modo rehusó fomentar la superstición que limitaba su poder.
2. Usó un método más adecuado al caso.

III. Aunque nuestro Señor rechaza la flaqueza, honra la fe.

1. El ciego consintió en ser llevado por la mano y Jesús le llevó lejos.
2. Sus amigos habían pedido que le devolviese la vista y el Señor se la dio. Si oramos con fe, El estará de acuerdo con nosotros.

¿Es médico el enfermo, que quiere escoger el remedio? Madam Swetchine

La gente es muy propia a tratar de imponer sus ideas preconcebidas, como hallamos en el caso de Naamán. Encontré en cierta ocasión a una joven a la cual expliqué el camino de salvación por la fe sola. Ella tardaba en aceptarlo y aun en entenderlo; pero cuando por fin lo comprendió, el gozo llenó su corazón y exclamó sorprendida: “Nunca hubiera pensado que las personas pudiesen encontrar la paz de este modo tan sencillo”
“¿Por qué no?”, le pregunté. A lo que ella respondió con energía: “Yo siempre había creído que se tenía que pasar por el infierno para alcanzar el cielo. Mi padre estaba tan desesperado que tuvieron que encerrarle en un manicomio por seis meses, y cuando salió, entonces, al fin, llegó a convertirse”_ C.H.S.

Apuntes de sermones. C.H.Spurgeon. Sermón 107

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: