Aliméntate de Su fidelidad

“Aliméntate de su fidelidad” (Salmo 37:3 Versión inglesa)

Una vez encontré a una pobre anciana que ganaba su precaria vida, realizando diariamente un trabajo penoso, pero que era una cristiana alegre y triunfante.
“¡Ah! Nancy,” le dijo una anciana melancólica un cierto día, “está bien el estar contenta ahora; pero creo que los pensamientos del futuro debieran hacerte sollozar.”
“Solamente, supón por ejemplo que te pusieses enferma y no pudieses trabajar; o supón que las personas que te tienen empleada se marchasen y ninguna otra te diese trabajo; o supón_” “Cállate, “Yo nunca supongo. El Señor es mi Pastor, y sé que nada me faltará. Y mira,” continuó diciendo a su melancólica amiga, “todas esas suposiciones son las que están haciendo que no puedas hacer nada. Lo mejor que puedes hacer, es, abandonar todas esas suposiciones y confiar en el Señor.”

Hay un texto que puede con todas las “suposiciones” de la vida de un creyente si se recibe y aplica con una fe infantil. Dicho texto se encuentra en Hebreos 13:5,6: “Estad contentos de lo presente; porque El dijo, no te desampararé, ni te dejaré. De tal manera que digamos confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me hará el hombre”.” H.W.S.

El águila que se remonta por el aire más elevado, no se preocupa cómo cruzar los ríos._Seleccionado.

Del libro: Manantiales en el desierto. Tomo I

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: