Quitar y Poner

Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseñó que debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza, la cual está corrompida por los deseos engañosos; ser renovados en la actitud de su mente; y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad.

Dejando la mentira, hable cada uno a su prójimo con la verdad, porque todos somos miembros de un mismo cuerpo.

Si se enojan, no pequen. No dejen que el sol se ponga estando aún enojados, ni den cabida al diablo.

El que robaba, ya no robe más, sino trabaje honradamente con las manos para tener qué compartir con los necesitados.

Eviten toda conversación obsena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan. No agravien al Espíritu Santo de Dios, con el que fueron sellados para el día de la redención.

Abandonen toda amargura, ira, enojo, gritería, calumnias y toda malicia.

Sean bondadosos y compasivos unos a otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.

Imiten a Dios, como hijos muy amados, y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio agradable para Dios.

Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la inmoralidad sexual, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios.

Tampoco debe haber palabras indecentes, conversaciones necias ni chistes groseros, todo lo cual está fuera de lugar; haya más bien acciones de gracias.

No se dejen engañar con argumentaciones vanas.

Ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz, en toda bondad, justicia y verdad. Comprueben lo que agrada al Señor.

No participen en las obras infructuosas de las tinieblas.

La luz es lo que hace que todo sea visible.

Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo.

Vivan como sabios, no como necios.

Aprovechen al máximo el tiempo que tienen porque los tiempos que viven son malos.

Busquen hacer la voluntad de Dios en todo momento.

Efesios 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: