Siervo Fiel y Prudente

El cielo y la tierran pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Pero el día ni la hora nadie sabe (de la segunda venida de Jesucristo), ni aún los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Pero como en los días de Noé, así erá la venida del Hijo del hombre, pues como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento, hasta el día que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también
la venida del Hijo del hombre.
Entonces estarán dos en el campo: uno será tomado y el otro dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino: una será tomada y la otra dejada.

Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiera a qué hora el ladrón habría de venir, velaría y no lo dejaría entrar en su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no penséis.

¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su Señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su Señor venga, lo halle haciendo así. De cierto os digo que sobre todos sus bienes lo pondrá.
Pero si aquel siervo malo dice en su corazón: “Mi Señor tarda en venir”, y comienza a golpear a sus consiervos, y aún a comer y beber con los borrachos, vendrá el Señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y lo castigará duramente y lo pondrá junto a los hipócritas. Alli será el lloro y crujir de dientes. Mateo 24:35-51

Una de las razones por las cuales las personas eligen hacer el mal es porque no hay nada que se los impida. En especial si las reglas son sólo letra muerta. Todo derecho implica también un deber. Muchas personas sólo ven el beneficio, pero no cumplen con su obligación o compromiso entre las partes.

La conducta reflejada por los seres humanos, en esta enseñanza de Jesús, sigue siendo la misma. Dios sigue siendo el mismo y sus reglas también.

El poder es de Dios y él elige compartirlo con nosotros, sus criaturas. Nos pedirá cuenta al final de nuestra jornada por esta tierra. Es maravilloso ver a Dios actuando con tanta majestuosidad y detalle. Dios mira las intenciones de corazón y por eso su juicio es según la verdad.

Necesitamos buenos obreros, esos que saben que van a dar cuenta y aman a su Señor. Tratan de hacer la obra como para Dios, no para recibir reconocimiento de los hombres. Todo don o talento que tenemos es para llevar alegría o alivio a otros. Unos usan la música, otros la palabra y escriben libros que despiertan mentes dormidas, otros hacen ropa para vestirnos, otros hacen comidas deliciosas, otros hacen que otros trabajen. Cada uno debe hacer su obra para llevar la gloria a Dios, no a sí mismo.

Aquí se habla de dar el alimento a tiempo a quien lo necesita. Se le llama bienaventurado. Su Señor lo pondrá sobre todos sus bienes. Dios es Bueno y muy Generoso.

El otro obrero malo o siervo infiel vio la tardanza de su Señor como una oportunidad de oprimir y maltratar a sus consiervos. Negándole a ellos lo que su Señor había dado en abundancia para todos. Los maltrató y los humilló, olvidando que tenía que dar cuenta, que él no es el dueño sino sólo un administrador de los bienes de su Señor. Cuando la justicia se tarda un poco en llegar los seres humanos relajan más y más sus normas de conducta y no respetan los límites de otros. Pero ha de llegar. Tendrá que dar cuenta. Allí será el lloro y el crujir de dientes.

“El camino del justo es rectitud. Tú que eres recto, allanas el camino del justo. También en el camino de tus jucios, Jehová, te hemos esperado; tu nombre y tu memoria son el deseo de nuestra alma. Con mi alma te he deseado en la noche y, en tanto que dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia”( Isaías 26:7-9)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: