El Rey es probado

Probado por el diablo. Mateo 4:1-11.

Esta prueba del “último Adán”  (1 Corintios 15:45) en el desierto,
contrasta notablemente con la prueba del primer Adán en el paraíso.
El primer Adán, como señor de la primera creación, actuando por
su cuenta en desobediencia a Dios, cayó y perdió todo.
Pero el segundo Adán, como Siervo sumiso del Padre, actuó en
dependencia total de él, y así al resistir la triple tentación del diablo,
lo recuperó todo.
Demostró de este modo que tenía los méritos y  la capacidad
necesarios como el ser sin pecado, para redimir a los pecadores,
en función de sacerdote;
como el Verdadero _rechazando las mentiras de Satanás _para declarar
la verdad en función de profeta; y también, rechazando el falso reinado
de Satanás, para ser el verdadero Rey de reyes y Gobernador de la tierra
redimida.
El Hombre de la obediencia venció a Satanás mediante la Palabra de Dios
en Deuteronomio, el libro de la obediencia (Deut. 8:3; 6:16; 10:20)

El Rey comienza su ministerio público. Mateo 4: 12-25

Jesús residía en Capernaúm (4:22-13), populoso y bullicioso puerto
pesquero en la costa N.O. del Mar de Galilea. Su incipiente ministerio
daba cumplimiento a Isaías 9:1-2. El mensaje del Rey (como también el
de su precursor) era, “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha
acercado”
Esta expresión “se ha acercado” significaba que el Rey estaba presente
entonces y que a Israel se le ofrecía de buena fe este reino con la sola
condición de su arrepentimiento. La negativa de la nación a arrepentirse,
aún estando el Rey en medio de ella, y el consecuente rechazo del Rey
y su reinado eran parte del plan divino para demostrar la empedernida
pecaminosidad de la nación y la necesidad de la muerte expiatoria del
Rey como pre-requisito para el futuro establecimiento del reino.
Las buenas nuevas del reino son llamadas “el evangelio del reino”, 23.

Proclamaciones del Rey acerca de su Reino. Mateo 5-7

Características de los ciudadanos del reino.
Los capítulos 5-7 de Mateo presentan el Sermón del Monte, pronunciado
por el Rey cuando “el reino de los cielos” estaba aún cerca.
Las bienaventuranzas, 1-12, dan las características de quienes heredarán
el reino.
Quienes realmente se arrepientan se convierten en “sal de la tierra” y
en “luz del mundo”

El Rey y la ley mosaica. 5:17-48

El Rey cumplió la ley, confirmando y enfatizando su significado espiritual
más profundo. Al hacerse esto, condenó a todos los hombres naturales,
no renovados espiritualmente, y mostró que el reino de los cielos será
establecido sólo a través de un Rey que debe ser también el Salvador de
quienes serán sus ciudadanos. Sólo así podrán gozar de la justicia,
el amor  y las perfecciones que aquí describe el Rey. Ese día llegará
plenamente con su segunda venida, cuando vendrá el reino y se hará
la voluntad del Rey en la tierra como en el cielo (Mateo 6:10).

Los herederos del reino y la oración. Mateo 6:1-18

Los herederos del reino deben ser motivados por una verdadera justicia
interior, la cual deben poseer y practicar. Esta justicia los introduce a la
comunión con Dios como Padre. Tal comunión y su consecuente justicia
se anticipa a la cruz donde se hizo posible esta posesión.
La oración modelo, 6:9-13, estaba relacionada con el reino de los cielos
que se había acercado, y estaba, hablando estrictamente, dirigida a los
discípulos
 judíos de esa época que esperaban el establecimiento del reino.
Las peticiones, no obstante, son aplicables en toda época y como tales
tienen relevancia para la iglesia de hoy.

Herederos del reino y del mundo. Mateo 6: 19-34

Aquí se indica cómo los que verdaderamente aman la justicia, que se
mueven en la esfera de la presencia del Padre, deben actuar con relación
a las riquezas y las ocupaciones mundanas.

Los herederos del reino y el juzgar a los demás. Mateo 7:1-14

Aquí se prohibe enjuiciar las intenciones. Sobre el vers. 6, compare con
2 Pedro 2:22, en donde “perro” y “puerca” simbolizan a quienes sin haber
sido regenerados guardan las formas exteriores.
El remedio para la crítica es la oración, 7-11, y la “regla de oro”, 12,
sintetiza la actitud humana correcta. Los dos caminos recuerdan el salmo 1.

A los herederos del reino se les advierte sobre los maestros falsos.
Los frutos de los falsos maestros testimonian lo que son, no así lo que
vanamente profesan; lo ilustra la diferencia ante quienes edifican sobre
la roca, y los que edifican sobre la arena.

Fuente: El Mensaje de la Biblia. Merrill F. Unger. Editorial Moody. 1976

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: