Una Vida con Propósito

Beneficios de una vida con propósito

Conocer tu propósito da sentido a tu vida.

Fuimos creados para tener significado.
Cuando la vida tiene sentido puedes soportar cualquier cosa. Cuando no lo tiene resulta insoportable.
Sin Dios la vida no tiene propósito y sin propósito la vida no tiene sentido.
La vida sin sentido no tiene significado ni esperanza.
La tragedia más terrible no es morir, sino vivir sin propósito.
La esperanza es tan esencial para tu vida como el aire y el agua.
Necesitas esperanza para poder salir adelante. Tener esperanza es el resultado de tener un propósito.
Si te has sentido desmoralizado, ¡hay esperanza! Experimentarás cambios positivos en tu vida al empezar a vivirla con con propósito.

 

Conocer tu propósito simplifica la vida.

Esto define lo que haces o lo que dejas de hacer. Tu propósito se convierta en el patrón que usarás para evaluar qué cosas son esenciales  y cuáles no.
Formúlate la pregunta: Esta actividad que voy a realizar, ¿me ayudará a cumplir los propósitos de Dios para mi vida?
Sin un propósito definido no tienes fundamento alguno en qué basar tus decisiones, distribuir tu tiempo y usar tus recursos. Entonces tomarás decisiones basadas en las circunstancias, en las presiones y el estado anímico del momento. Los que no entienden su propósito suelen esforzarse demasiado; y eso causa estrés, cansancio y conflicto. Es imposible que logres hacer todo lo que los demás quieren que hagas. Sólo tienes tiempo para hacer la voluntad de Dios.
Si no logras terminarlo todo, significa que estás haciendo más de lo que Dios quiere que hagas (o quizás estás viendo demasiada televisión).
Vivir con propósito nos lleva a un estilo de vida más sencillo y a un plan de actividades más saludable.
“Hay quien pretende ser rico, y no tiene nada; hay quien parece ser pobre, y todo lo tiene” Proverbios 13:7 (NVI)
“Al de propósito firme guardará en perfecta paz, porque en ti confía” Isaías 26:3

Conocer tu propósito enfoca tu vida.

Esto hace que dirijas todo tu esfuerzo y energía en lo que es importante.
Te conviertes en una persona efectiva al ser selectivo.
Es natural que las cosas sin importancia nos distraigan.
Jugamos a la “ruleta rusa” con nuestras vidas.
Henry David thoreau observó que la gente vive una vida de “desesperación silenciosa”, pero hoy una descripción más exacta sería, una distracción sin propósito.
Sin un propósito claro, seguirás cambiando de dirección, de trabajo, de relaciones, de iglesia y muchas cosas más, esperando que cada cambio pueda resolver la confusión o llenar el vacío de tu corazón.
Piensa: “Esta vez quizás sea diferente”, pero eso no resuelve tu verdadero problema, es decir, la carencia de enfoque o propósito.
“No sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor” Efesios 5:17
No hay nada tan impactante como una vida centrada, vivida con propósito.
Los hombres y mujeres que han hecho las más grandes diferencias en la historia, han sido personas con un enfoque bien definido.
“Una cosa hago: olvidando lo que queda atrás, y esforzándome por alcanzar lo que está delante” Filipenses 3:13.
Si deseas que tu vida impacte, ¡enfócala!
No trates de hacerlo todo. Haz menos.
Tienes que deshacerte aun de buenas actividades y concentrarte en hacer lo más importante.
Nunca confundas actividad con productividad.
Puedes estar ocupado sin propósito alguno.
Conocer tu propósito estimula tu vida.
El propósito siempre produce entusiasmo.
No hay nada que dé tanto ímpetu como tener un propósito claro.
El simple hecho de levantarse de la cama se convierte en una tarea ardua.
Por lo general, es el trabajo sin propósito, no el excesivo, el que nos acaba, nos deja sin fuerzas y nos roba el gozo. George Bernard Shaw escribió:
“Esta es la verdadera felicidad: ser usado para un propósito y poder reconocer su supremacía; ser una fuerza de la naturaleza en lugar de algo inconstante, un saco de males y lamentos, siempre quejándose de que el mundo no se da a la tarea de hacerlo a uno feliz”

 

Conocer tu propósito te prepara para la eternidad.

Muchos se dan a la tarea de emplear toda su vida en crear en la tierra un legado duradero. Quieren que se les recuerde después de muertos.
Lo más importante no es lo que otros dicen de tu vida, sino lo que Dios diga. Muchos no se dan cuenta que todos los logros personales son superados tarde o temprano; las marcas se rompen, la reputación se desvanece y los homenajes se olvidan.
“Cuando pase el tiempo, ¡alguien tirará a la basura todos tus trofeos!” James Dobson
Vivir para dejar un legado terrenal es una meta que revela muy poca visión.
El uso más sabio de tu tiempo es que edifiques un legado eterno.
No fuiste puesto en la tierra para ser recordado, sino para prepararte para la eternidad.
Llegará el día que estarás ante Dios; él hará un inventario de tu vida, un examen final antes de que entres en la eternidad.
La Biblia declara: ¡Todos tendremos que comparecer ante el tribunal de Dios! Está escrito: “Tan cierto como que yo vivo _dice el Señor_, ante mí se doblará toda rodilla y toda lengua confesará a Dios”. Así que cada uno de nosotros tendrá que dar cuenta de sí ante Dios. Romanos 14:10-12 (NVI).
Al leer la Biblia podemos imaginar que Dios nos planteará dos preguntas decisivas: Primero, ¿Qué hiciste con mi Hijo Jesucristo? Dios no cuestionará tu trasfondo religioso ni tu inclinación doctrinal. Lo único que tendrá relevancia será si aceptaste lo que Cristo hizo por ti y si aprendiste a amarlo y a confiar en él.
Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino por mí” Juan 14:6.
Segundo, ¿Qué hiciste con lo que te entregué? ¿Qué hiciste con tu vida, dones talentos, oportunidades, dinamismo, relaciones y recursos que Dios te dio? ¿Lo gastaste todo en ti mismo o lo usaste para los propósitos para los que Dios te creó?

 

Vivir con un propósito es el camino a la paz.

“Al de propósito firme guardarás en perfecta paz, porque en ti confía” Isaías 26:3

 

Del libro: Una vida con propósito. Rick Warren. Editorial Vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: