Cántico de gratitud

Ese día el pueblo de Israel cantará:

“Te damos gracias Dios nuestro,
porque aunque estuviste enojado,
ya se te pasó el enojo
y nos has consolado.

Confiamos en ti, nuestro Dios,
y no tenemos miedo,
porque tú eres nuestro salvador,
nuestro refugio y nuestra fuerza”

También ustedes se alegrarán
y gozarán de la salvación de Dios,
y entonces dirán:

“Demos gracias, adoremos a nuestro Dios,
digamos a las naciones todo lo que él ha hecho.
Que se reconozca que él es el rey del universo.
Cantemos a Dios, porque él ha hecho algo muy grande,
algo que debe darse a conocer en toda la tierra.
Demos gritos de alegría, habitantes de Jerusalén,
porque en medio de nosotros está
el Dios único y perfecto,
con toda su grandeza”

(Isaías 12 TLA)

Anuncios

Los planes secretos de Dios

Hermanos en Cristo, cuando fui a ustedes, para hablarles de los planes que Dios tenía en secreto, no lo hice con palabras difíciles ni traté de impresionarlos.
Al contrario, decidí hablarles sólo de Cristo, y principalmente de su muerte en la cruz.
Cuando me acerqué para enseñarles y anunciarles el mensaje, me sentía poco importante y temblaba de miedo.
No fui a ustedes como un sabelotodo, ni usé palabras elegantes.
Sólo dejé que el Espíritu de Dios mostrara su poder y los convenciera.
Y así, ustedes creyeron en Dios, no por medio de la sabiduría humana sino por el poder de Dios.

 

Dios da a conocer sus planes

 

Sin embargo, cuando hablamos con los que ya entienden mejor el mensaje de Dios, hablamos con sabiduría.
Pero no empleamos la sabiduría humana como la emplea la gente y los gobernantes de este mundo.
El poder que ellos tienen está condenado a desaparecer.
Nosotros enseñamos el mensaje con palabras inteligentes, que vienen de Dios.
Ese mensaje habla de los planes que Dios tenía  en secreto desde antes de crear el mundo, y que él quiso manifestar para que podamos compartir su gloria.
Claro que este plan inteligente de Dios no lo entendió ninguno de los gobernantes del mundo. Si ellos lo hubieran entendido, no habrían colgado de la cruz a nuestro Señor, quien es el dueño de la vida. Como está escrito:

“Para aquellos que lo aman, Dios ha preparado cosas que nadie jamás pudo ver, ni escuchar ni imaginar” (Isaías 64:4)

Dios nos dio a conocer todo esto por medio de su Espíritu, porque el Espíritu de Dios lo examina todo, hasta los secretos más profundos de Dios.

Nadie puede saber lo que piensa otra persona. Sólo el espíritu de esa persona sabe lo que ella está pensando. De la misma manera, sólo el Espíritu de Dios sabe lo que piensa Dios. Pero como Dios nos dio su Espíritu, nosotros podemos darnos cuenta de lo que Dios, en su bondad, ha hecho por nosotros.

Cuando hablamos de lo que Dios ha hecho por nosotros, no usamos las palabras que nos dicta la inteligencia humana, sino que usamos  el lenguaje espiritual que nos enseña el Espíritu de Dios.

Los que no tienen el Espíritu de Dios no aceptan las enseñanzas espirituales, pues las consideran una tontería. Y tampoco pueden entenderlas, porque no tienen el Espíritu de Dios.

En cambio, los que tienen el Espíritu de Dios todo lo examinan y todo lo entienden.

Pero los que no tienen el Espíritu, no pueden examinar ni entender a quienes lo tienen. Como está escrito:

“¿Quién sabe lo que piensa el Señor?
¿Quién puede darle consejos?”

Pero nosotros tenemos el Espíritu de Dios, y por eso pensamos como Cristo.
(1 Corintios 2:1-16 TLA)

Su Amor

Cuando solo me encontraba
No me abandonó
Maltratado por la vida
Nunca me dejó
Cuando las cosas perdieron
todo su valor
Su amor
Su amor

Cuando nadie comprendía
mi inmenso dolor
Vacío se encontraba ya
mi corazón
Cuando las cosas perdieron
todo su valor
Su amor resplandeció

CORO

Su amor nunca me abandonó
Su amor nunca me dejó
Cuando oscuro era el camino
y la muerte me alcanzó
Su amor resplandeció

CORO

Su amor nunca me abandonó
Su amor nunca me dejó
Sanó todas mis heridas
y me dio un nuevo nacer
Su amor nunca me abandonará

Cuando solo me encontraba
no me abandonó
Maltratado por la vida
Nunca me dejó
Cuando todos me dejaron
en la soledad
Su amor resplandeció

CORO

Su amor nunca me abandonó
Su amor nunca me dejó
Sanó todas mis heridas
y me dio un nuevo nacer
Su amor resplandeció

Su amor echa fuera el temor
Su amor me acerca más a él
Y no importa lo que venga
Fortaleza él me da
Su amor nunca me abandonará

Gracias, Señor, por tu amor

Yo no sé lo que tiene
pero su amor a mí
me sostiene

Es un amor tan profundo
que no lo cambio por nada
de este mundo

Echó fuera mi temor
Se apoderó de mi corazón
Y ahora yo vivo agradecido
Por eso le dedico mi canción

Es Su Amor

David y Abraham

@emldg

Un Centro de Principios

Al centrar la vida en principios correctos, creamos una base sólida para el desarrollo de las cuatro factores sustentadores de la vida.

Nuestra seguridad proviene entonces de saber que, a diferencia de otros centros basado en personas o cosas sujetas a cambios frecuentes e inmediatos.

Los principios correctos no cambian. Podemos depender de ellos.

Los principios no reaccionan ante nada. No enloquecen ni empiezan a tratarnos de otro modo.

No se divorcian de nosotros ni se van con nuestros mejores amigos.

No están ansiosos por conquistarnos.

No pavimentan nuestro camino con parches y remiendos rápidos.

Su validez no depende de la conducta de otros, ni del ambiente ni de la moda del día.

Los principios no mueren.

Los principios son verdades profundas, fundamentales, verdades clásicas, denominadores comunes.

Son hebras estrechamente entretejidas que atraviesan con exactitud, consistencia, belleza y fuerza la trama de la vida.

Son más grandes que las personas y las circunstancias, y han triunfado durante miles de años, una y otra vez.

Podemos sentirnos seguros que estamos en condiciones de aplicarlos a nuestra propia experiencia.

Desde luego, no somos omniscientes.
Nuestro conocimiento y comprensión de los propios principios están limitados por nuestra propia falta de conciencia respecto de nuestra verdadera naturaleza y del mundo que nos rodea, y por el diluvio de de filosofía teorías tendenciosas que no guardan armonía con los principios correctos. Esas ideas se aceptarán durante una temporada, pero no habrán de durar porque sus cimientos son falsos.

Somos limitados, pero podemos hacer retroceder los límites.
La comprensión de nuestro propio desarrollo nos permite escoger principios correctos con la confianza de que, cuanto más aprendemos, con mayor claridad podemos enfocar la óptica a través de la cual vemos el mundo.

Los principios no cambian, la comprensión que tenemos de ellos, sí.

La sabiduría y la guía que acompañan a la vida centrada en principios provienen de mapas correctos, del modo en que las cosas son realmente, han sido y serán.

El poder personal que surge de la vida centrada en principios es el poder de un individuo autoconciente, inteligente, proactivo, no limitado por las actitudes, conductas y acciones de los demás ni por muchas de las circunstancias e influencias ambientales que coartan a otras personas.

La única limitación real del poder está constituida por las consecuencias naturales de los principios mismos.

Podemos elegir libremente nuestras acciones, basándonos en nuestro conocimiento de los principios correctos, pero no tenemos la libertad de elegir las consecuencias de esas acciones.

“No se puede levantar una punta del palo sin levantar la otra”

Los principios siempre tiene consecuencias naturales.

Hay consecuencias positivas cuando vivimos en armonía con ellos.
Las consecuencias son negativas cuando las ignoramos.

Como esos principios se aplican a todo el mundo (se tenga o no conciencia de ello) esta limitación es universal.

Cuánto más sabemos de los principios correctos, mayor es nuestra libertad personal para actuar con sabiduría.

Al centrar nuestras vidas en principios intemporales constantes, creamos un paradigma fundamental de la vida efectiva. Es el centro que sitúa en perspectiva a todos los otros centros.

Su paradigma es la fuente de la que fluyen sus actitudes y conductas.

Un paradigma es como un par de lentes. Afecta el modo en que lo vemos todo en la vida.

“No inventamos sino que detectamos nuestra misión en la vida” Frankl

“Toda persona tiene su propia misión o vocación específica en la vida. En ellas no puede ser reemplazada, ni su vida puede repetirse. De modo que la tarea de cada uno es tan única como su oportunidad específica de llevarla a cabo” Frankl

Nuestro significado viene de adentro.

“En última instancia, el hombre no debe preguntar cuál es el significado de su vida, sino reconocer que él mismo es el interrogado por la vida, y sólo puede responder a la vida respondiendo por su propia vida. A la vida sólo puede responderle siendo responsable” Frankl

La responsabilidad personal o proactividad es fundamental para la primera creación.

Metáfora informática:

“Tú eres el programador”
“Formula el programa”

Mientras uno no acepte la idea de que es responsable, de que es el programador, no se dedicará a formular el programa. Nuestra autoconciencia nos permite examinar nuestros propios pensamientos.

“Si uno visualiza lo que no corresponde, los resultados serán malos”

“Las personas no pueden vivir en el cambio si en su interior no persiste un núcleo invariable. La clave de la capacidad para cambiar es una idea constante de lo que uno es, de lo que persigue y de lo que valora”

Stephen Covey. Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

 

@emldg

Identificando su propio Centro

Cuando trabajamos en el centro mismo de nuestro círculo de influencia, lo ampliamos.
Lo que haya en el centro de nuestra vida será nuestra fuente de seguridad, guía, sabiduría y poder.

La seguridad representa nuestro sentido de valía, nuestra identidad, nuestra base emocional, nuestra autoestima, nuestra fuerza personal básica (o ausencia de ella)

Por guía se entiende la dirección de la vida. Circunscritos por nuestro mapa (nuestro marco de referencia interno que nos interpreta lo que sucede afuera) están las normas, principios o criterios implícitos que día tras día gobiernan nuestras decisiones y acciones.

La sabiduría es nuestra perspectiva de la vida, nuestro sentido del equilibrio, nuestra comprensión del modo en que se aplican los diversos principios y partes, de las relaciones que se establecen entre sí. Abarca el juicio, el discernimiento, la comprensión. Es una unidad, un todo integrado.

El poder es la capacidad o facultad de actuar, la fuerza y potencia para realizar algo. Es la energía vital para elegir y decidir. Incluye también la capacidad para superar hábitos profundamente enraizados y cultivar otros superiores, más efectivos.

Centros alternativos

Todos tenemos un centro, aunque por lo general no lo recocemos como tal. Tampoco reconocemos sus efectos omnímodos que inciden en todos los aspectos de nuestra vida.

Centros o paradigmas nucleares típicos que afectan a estas cuatro dimensiones fundamentales y, en última instancia, al flujo vital que emana de ellas.

Centrarse el el cónyuge,..
Centrarse en la familia…
Centrarse en el dinero…
Centrarse en el trabajo…
Centrarse en las posesiones…
Centrarse en el placer…
Centrarse en amigos o enemigos…
Centrarse en la iglesia…
Centrarse en uno mismo…

Quizás el mejor modo de identificar su propio centro consista en examinar los factores que sustentan su vida.

La mayor parte de los individuos son en gran medida el resultado de una variedad de influencias que inciden en sus vidas.

Según sean las condiciones externas o internas, un centro en particular puede activarse hasta que queden satisfechas las necesidades subyacentes.
Entonces, otro centro se convierte en la fuerza emergente.

Cuando una persona fluctúa de un centro a otro, el relativismo resultante es como avanzar en la vida subiendo y bajando por una montaña rusa. En un momento se está alto, en el momento siguiente, bajo, y uno hace esfuerzos por compensar una debilidad sacando fuerzas de otra debilidad. No hay ninguna sabiduría persistente, ninguna fuente constante de poder, ningún sentido de valor y la identidad personal intrínseco.

Lo ideal es crear un centro claro del que pueda obtenerse sistemáticamente un alto grado de seguridad, guía, sabiduría y poder, que haga posible la proactividad y dé congruencia y armonía a todos los aspectos de la vida. 

Stephen Covey. Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. 

@emldg

A la Sombra Del Todopoderoso

Vivimos a la sombra del Todopoderoso,
amparados por el Dios que está
por sobre todos los dioses.

Esto declaro yo:
que sólo El es mi refugio; mi lugar seguro;
El es mi Dios, y en El confío.
Porque El me libra de todo lazo
y me protege de plaga mortal.
El me escudará con sus alas.
Ellas me ampararán.
Sus fieles promesas son mi coraza.
Ahora ya no tengo  por qué temerle
a la oscuridad ni asustarme por
los peligros del día,
ni atemorizarme por las plagas
de las tinieblas ni por los desastres
de la mañana.
Aunque a mi lado caigan mil,
aunque diez mil estén agonizando
a mi alrededor, el mal no me tocará.
Veré el castigo de los malvados,
pero no será para mí. Porque
Jehová es mi refugio.
Yo elijo al Dios que está por sobre todos
los dioses como amparo mío.
¿Cómo podría entonces alcanzarme el mal
o acercárseme plaga alguna?
El ordena a sus ángeles que me protejan
por dondequiera que voy.
Me sostendrán con sus manos y evitarán
que tropiece en las piedras del camino.
Sin peligro podré tropezarme con un león
o poner el pie  sobre serpientes venenosas;
podré pisotearlas sin ningún riesgo.
Porque el Señor dice:
“Por cuanto me ama, yo lo libraré;
lo engrandeceré porque confía en mi nombre.
Cuando me invoque, yo responderé;
estaré con él en la tribulación, lo libraré
y lo honraré. Lo satisfaré con plenitud de vida
y le daré mi salvación”

Salmo 91. La Biblia Al Día. Paráfrasis.

@emldg

Mi Viaje Al Universo

Mírame, creo que esto es importante
y es que no hay después
La esperanza de antes es la misma ya lo ves
Y esto es aunque no Te pueda ver

Quiero ser aquel que no hace daño
y luche por crecer
que no sabe de engaños
y que ame sin poner condiciones
y así dar mi ser

CORO

Ese soy cuando Te siento aquí
porque Contigo sé lo que es vivir
Sigo en mi primer amor por Ti
como cuando recién Te conocí
Hoy Te siento más cerca de mí
aunque todos miren que no Estás aquí

Tomaré un viaje al universo
y sé que Te veré en cada rincón del cielo
y a la tierra le diré cuánto Te amo
y siempre Te amaré

Descubriré el lugar más bello
que jamás miré
Haré girar el tiempo
y estaré aquí de pie
como ahorita estoy

CORO

Te siento aquí
porque Contigo sé lo que es vivir
Sigo en mi primer amor por Ti
como cuando recién Te conocí
Hoy Te siento más cerca de mí
aunque todos miren que no Estás aquí

Descubriré el lugar más bello
que jamás miré
Haré girar el tiempo
y estaré aquí de pie
como ahorita estoy

Santo Remedio

 

“Cuando se conviertan al Señor,
el velo se quitará.
Porque el Señor es el Espíritu;
y donde está
el Espíritu del Señor,
allí hay libertad”
(2 Corintios 3:16-17 RV60)

@emldg