“Mi gracia te basta”

“Mi gracia te basta” (2 Corintios 12:9)

La otra noche marché a casa después de un día de trabajo bastante duro.
Me sentía muy fatigado y deprimido, cuando con la rapidez de un relámpago,
vino a mí aquel texto, “Mi gracia te basta”
Llegué a casa, miré en el original, y por último lo comprendí de esta manera,
“Mi gracia es suficiente para ti” y dije, “Señor, creo que lo es”
y me reí a carcajadas.
Nunca, hasta entonces comprendí por completo el significado de la risa santa de Abraham. Ello convirtió la incredulidad en una gran absurdidad. Fue como si algún pececillo estando muy sediento, temiese secar el río, y el río Amazón dijese, “Bello pececillo, mi corriente te basta”
O parecía como si después de siete años de abundancia, un ratón temiese morir de hambre y José dijese, “Toma aliento ratoncillo, mis graneros te bastan”
También me imaginé a un hombre en lo alto de una montaña diciendo:
“Es tanto lo que respiro todos los año que temo agotar todo el oxígeno atmosférico” y la tierra le decía, “Respira hombre, llena tus pulmones, mi atmósfera te basta” Hermanos, sed grandes creyentes.

La poca fe elevará vuestras almas al cielo, pero una fe grande, hará que el cielo descienda a vuestras almas. C. H. Spurgeon

En el Banco Celestial siempre tenemos un gran balance a nuestro favor, esperando que ejerzamos nuestra fe para sacar de él. Saca grandes cantidades de su fondo.

Manantiales En El Desierto. Febrero 26. Editorial Mundo Hispano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: