Buenas Nuevas para ti

Descubra el amor que vale | Horario de transmisión | Librería

Diciembre 7

ESCRITURA: 
“Me diste asimismo el escudo de tu salvación; tu diestra me sustentó, y tu benignidad me ha engrandecido” (Salmo 18:35).

TESORO BÍBLICO:
Durante la segunda guerra mundial, el General Jonathan Mayhew Wainwright dirigió una galante pero inútil batalla, terminando como prisionero de guerra. Por meses los japoneses se burlaron de él y lo torturaron. Entonces un día, llegó la noticia de que las Fuerzas Aliadas habían ganado la guerra. Los guardias japoneses pensaron que Wainwright no había escuchado las noticias, y se acercaron para someterle a su rutina diaria de torturas. Sin embargo, aunque Wainwright estaba débil y delicado, se puso firme de pie y les dijo: “Desde este momento, ¡yo doy las órdenes aquí!”
El diablo tampoco quiere que usted sepa las Buenas Nuevas de que Jesús ha ganado la victoria. Mas usted debe resistirle y proclamar el poder de Dios en su vida.

PUNTO DE ACCIÓN: 
¿Dónde cree que estaría usted si el Salmo 18:35 dijera: “Me he salvado yo mismo. Mi diestra me ha sustentado. Mi benignidad me ha engrandecido.”? Alabe a Dios que su salvación proviene de Él.

Para escuchar el mensaje de radio de hoy, pulse aquí

Para su edificación en su caminar con el Señor Jesucristo e información acerca de materiales disponibles en español del pastor Adrián Rogers, sírvase visitar: http://www.elamorquevale.org

Contáctenos

Copyright 2005, El Amor Que Vale ®. All Rights Reserved.

MINISTERIO EL AMOR QUE VALE
P.O.Box 38400
Memphis, TN 38183-0400

Anuncios

EL PERRO FIEL

 

EL PERRO FIEL

 

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso, quién lo conocerá?…”(Jer.17:9)

El hombre mira lo que tiene delante de sus ojos, sólo Dios mira el corazón.

 

Una pareja de jóvenes tenían varios años de casados y no podían tener hijos. Para no sentirse solos compraron un cachorro pastor alemán y lo trataron como si fuese su propio hijo…el cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso pastor alemán. El perro salvó en más de una ocasión a la pareja de los ladrones, siempre fue fiel, quería y defendía a sus dueños. Luego de siete años de casados, la pareja logró tener el hijo tan anhelado. La pareja estaba tan contenta con su hijo que disminuyeron las atenciones que tenían con el perro; éste se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebé y ya no era el perro cariñoso de antes.

Un día la pareja dejó al bebé plácidamente dormido en la cuna y fueron a la terraza a preparar una carne asada. Cual no fue su sorpresa cuando se dirigían al cuarto del bebé y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola. El dueño pensó lo peor, sacó un  arma que tenía guardada y en el acto mató al perro, luego corrió al cuarto del bebé y encuentra una gran serpiente degollada… El comenzó a llorar y exclamar: “He matado a mi perro fiel”

 

Cuántas veces no hemos juzgado a las personas y hasta la hemos condenado sin investigar a qué se debe su comportamiento…

Recordemos esta historia del perro fiel la próxima vez que nos sintamos tentado a juzgar y condenar a alguien.