Jehová reanima a Jeremías

Tú sabes, oh Jehová; acuérdate de mí, y visítame y véngame de mis enemigos.
No me reproches en la prolongación de tu enojo; sabes que por amor a ti sufro afrenta.
Fueron halladas tus palabras y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová de los ejércitos.

No me senté en compañía de burladores, ni me engreí a causa de tu profecía;
me senté solo, porque me llenaste de indignación.
¿Por qué fue perpetuo mi dolor, y mi herida desahuciada no admitió curación?
¿Serás para mí como cosa ilusoria, como aguas que no son estables?

Por tanto, así me dijo Jehová:
Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás;
y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca.
Conviértanse ellos a ti, y tu no te conviertas a ellos.
Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce,
y pelearán contra ti, pero no te vencerán;
porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová.
Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes.

Jeremías 15:15-21 RV60

I.- El profeta se dirige ahora humildemente a Dios (v. 15):
“Tú lo sabes, oh Jehová. Tú sabes lo que sufro por cumplir fielmente la comisión que me encomendaste; los demás no quieren percatarse de ello, pero tú lo conoces todo”

1.- El profeta pide a Dios (V.15):
a) Que considere su caso y se acuerde de él para bien:
“¡Acuérdate de mí!”
b) Que le de fuerzas y consuelo:
“Visítame”
c) Que se manifieste a favor de él:
“Véngate a mi favor de mis perseguidores” o “Vindícame de mis perseguidores”
Más allá de esto, un hombre piadoso no desearía que Dios le vengase.
¡Hágase algo para convencer al mundo de que Jeremías es un hombre justo, y de que el Dios a quien sirve es un Dios justo!
d) Que le preserve la vida:
“No me dejes perecer en la prolongación de tu enojo”
Aunque en un momento de gran depresión (v. 10, comp. con 20: 14-18), se lamentó de haber nacido, desea ahora, no obstante, que el momento de su muerte no se apresure, pues la vida es dulce para la naturaleza, y la vida de un hombre útil es también dulce para la gracia.

2.- Apela a Dios en petición de misericordia y de alivio contra sus enemigos, perseguidores y calumniadores, y le dice a Dios:
a) Que el honor de Dios está interesado en este caso (V. 15, al final)
“Sábete (el hebreo está en imperativo) que por tu causa sufro ultraje”
Si es por hacer el bien por lo que sufrimos ultrajes, y por llevar una vida piadosa por lo que se dicen contra nosotros toda clase de males, podemos esperar que Dios vindique nuestro honor juntamente con el Suyo. Con el mismo objeto dice al final del v. 16: “Porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de las huestes”
b) Que la palabra de Dios, la que él empleaba en predicar a otros, la había experimentado él mismo en su alma y, por tanto, tenía las gracias del Espíritu que le cualificaban para el favor divino, lo mismo que sus dones.
Jeremías pudo decir (V. 16): “Fueron halladas tus palabras, halladas por mí, cuando descendieron sobre mí en el espíritu de profecía y halladas en mí cuando las recibí gustoso, y no sólo las probé, sino que las comí enteramente; las recibí como el alimento más exquisito para una persona que está hambrienta”
Al profeta se le pide que coma el rollo (comp. con Ez. 2:8; Ap. 10:9); y tus palabras fueron para mí un gozo y la alegría de mi corazón; ninguna otra cosa pudo serme más agradable. Esto se puede entender:
– Del mensaje mismo que iba a proclamar.
Aunque iba a predecir la ruina del país, que le era tan querido, y en cuya ruina no podría menos de tener una notable participación, todos sus naturales sentimientos, no obstante, quedaron engullidos en su celo por la gloria de Dios, y aun estos mensajes de ira, al ser mensajes divinos, eran una satisfacción para él.
Por supuesto, al principio se había regocijado en la esperanza de que el pueblo tomaría buena nota de sus advertencias y evitaría el juicio de Dios.
– De la comisión que había recibido para proclamar el mensaje.
Aun cuando la obra a la que había sido llamado no comportaba ventajas de tipo material, sino que, al contrario, le exponía al desprecio y a la persecución, era para él alimento y bebida hacer la voluntad del que le había enviado (Juan 4:34).
-De la promesa que le había hecho Dios de que le asistiría en todo momento, mientras ejercitase fielmente su ministerio (1:8)
c) Que se había dedicado al desempeño de su ministerio con seriedad y abnegación, aunque recientemente había encontrado poca satisfacción en él (v. 17)
“No me senté en compañía de gente alegre ni me regocijé; me senté solo, pasé largo tiempo en mi habitación privada, por causa de tu mano que pesaba sobre mí”
Esta frase “por causa de tu mano” recibe diferentes interpretaciones: (a) “porque me oprimía tu mano” (Asensio); (b) “porque me daba fuerza tu mano” (M. Henry y Freedman, quien cita 2 R. 3:15; Is. 8:11; Ez. 3:14). Según la interpretación que se escoja, será también el matiz con que haya de entenderse la frase final del versículo 17: “porque me llenaste de indignación” (¿indignación de quién contra quién?)
d) Se arroja en brazos de la compasión y de la promesa de Dios en una súplica apasionad (v.18): “¿Por qué es perpetuo mi dolor y no se hace nada para aliviarlo? ¿Acaso el que es fuente de aguas vivas (2:13) será para mí como arroyo ilusorio, puro espejismo (Job 6:15), como aguas que no son estables, cisternas resquebrajadas que no tienen agua?”

II.- Benigna respuesta de Dios a esta quejumbrosa oración de Jeremías (vv. 19-21)

1.- Lo que Dios requiere de él. Dios le va a proteger, pero:

a) Él ha de abandonar su mal humor y continuar gozoso su ministerio (v.19):
“Si te vuelves _dice Jehová_, yo te restauraré y delante de mí estarás: si te arrepientes de esos malos sentimientos que has expresado, gozarás de mi favor y continuarás tu ministerio en presencia de mí”. Sólo así podrá Jeremías ver las cosas en la misma perspectiva en que Dios las ve.
b) Ha de resolver ser fiel en su obra. Aunque no había motivos para acusar a Jeremías de infidelidad, y Dios sabía que el corazón del profeta era sincero, era conveniente darle este aviso: “Si entresacas lo precioso de lo vil, los buenos pensamientos acerca de mi carácter de entre esas sospechas que has abrigado (interpretación más probable), serás como mi boca, esto es, serás mi portavoz”
c) En su trato con los demás, ha de procurar no descender al nivel de ellos, sino hacer que ellos se eleven al nivel de él, que es el nivel espiritual que Dios desea (v.19c): “Que se vuelvan ellos a ti, y tu no te vuelvas a ellos”

2.- Lo que Dios le promete. Si él se porta fielmente:

a) Dios le tranquilizará la mente y pacificará el presente tumulto de su espíritu:
“Si te vuelves, yo te restauraré” (v. 19, comp. con Salmo 23:3)
b) Dios le empleará en su servicio como profeta:
“y delante de mí estarás, para recibir mis instrucciones y órdenes, como un criado de su amo, y serás como mi boca para dar mensajes al pueblo, como un embajador es la boca del príncipe que le envía”
c) Tendrá fuerza y valor para afrontar las muchas dificultades que halla en su trabajo, y su ánimo no decaerá como al presente (v. 20):
“Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, al que, por mucho que las tempestades lo batan, no lo pueden sacudir. No te rebajes al nivel de ellos mediante complacencias pecaminosas, y confía entonces en que tu Dios, te armará, por medio de Su gracia, con santas resoluciones. No cobardees y Dios te hará atrevido”.
Se había quejado antes de que había nacido como hombre de contienda.
“Tienes que esperar serlo _le dice Dios_; pelearán contra ti, pero no prevalecerán contra ti”
d) Tendrá en Dios a un poderoso Libertador (v.20, al final):
“Porque yo estoy contigo para guardarte y para librarte, dice Jehová”
Quienes tienen consigo a Dios, tienen consigo un Salvador que posee sabiduría y poder suficiente para habérselas con el más formidable enemigo (v.21).
Hay muchas cosas que se presentan muy atemorizadoras, pero no resultan en modo alguno dañosa para una persona piadosa.

Comentario Bíblico de Matthew Henry. Traducido al castellano por Francisco La Cueva. Obra Completa Sin Abreviar. CLIE.

Anuncios

Dios responde a Jeremías

Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca.
Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.
Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová.
Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes.

Jeremías 15: 19-21 Reina-Valera 1960

Si te arrepientes, yo te restauraré y podrás servirme.
Si evitas hablar en vano, y hablas lo que en verdad vale,
tú serás mi portavoz.
Que ellos se vuelvan hacia ti, pero tú no te vuelvas hacia ellos.
Haré que seas para este pueblo como invencible muro de bronce;
pelearán contra ti, pero no te podrán vencer,
porque yo estoy contigo para salvarte y librarte _afirma el Señor.
Te libraré del poder de los malvados;
¡te rescataré de las garras de los violentos!

Jeremías 15: 19-21 Nueva Versión Internacional

Viaje sin edad

Los libros no saben quién sos
Lo sabía bien
Pequeños ojos del amor
Muere por vivir
El riesgo habla de saltar a

//Un viaje sin edad//
Canción a la verdad

En tanto ruido la encontré
Pequeña inmensidad
Lo verdadero estaba ahí
Justo en su lugar
El riesgo habla de saltar a 

//Un viaje sin edad//
Canción a la verdad

//Despegar, despegar
Despertar, despertar// a

//Un viaje sin edad//
Canción a la verdad

Kyosko

Dios de Israel

Tú, quien al escuchar la voz
que te cantó en Jericó
Que aquellos muros derribaste
Tú, quien abriste el mar en dos
librándolos de faraón
Abriendo el camino de la salvación
Sigues siendo el mismo Dios
Mismo poder, el mismo amor
El que sostiene la Creación

Dios de Israel, de quién temeré
si estás conmigo?
Si es grande el enemigo
Tú lo eres mucho más
Dios de Israel en Ti está mi fe
y estoy tranquilo
Tú controlas mi destino
Tú nunca me dejarás

Tú, quien al ciego vista dio
y al paralítico sanó
A quien obedecen los vientos
Tú, quien partió la historia en dos
y quien su muerte vida dio
Al que esperamos
y que pronto volverá
Sigues siendo el mismo Dios
Mismo poder, el mismo amor
El que sostiene la Creación

Dios de Israel, de quién temeré
si estás conmigo?
Si es grande el enemigo
Tú lo eres mucho más
Dios de Israel en Ti está mi fe
y estoy tranquilo
Tú controlas mi destino
Tú nunca me dejarás

//Ni el viento ni la tempestad
podrán mi fe de Ti quitar
Conmigo siempre Tú estarás
Tú eres mi seguridad//

Dios de Israel en Ti está mi fe
y estoy tranquilo
Tú controlas mi destino
Tú nunca me dejarás
Tú eres mi seguridad

Kike Pavón

Tu Amor

Encuentro que eres tan cierto
Como la lluvia, el mar y el sol
Que Tu amor es todo lo que tengo
Fuera de Ti ya no hay canción
Que Tu amor es agua del río
Aquella que me lleva a mi Dios
Que la noche ya no me asusta
Pues Tú me arrullas con Tu canción
Que si lloro es porque he tocado
el borde de Tu manto mi Buen Señor
Que Tu amor es agua del río
Aquella que me lleva a mi Dios

CORO

Más alto que el mismo Cielo
Más grande que el Gran Cañón
Más largo que un desierto
Cuán grande es Tu amor Señor
Le diste vista al ciego
Le diste alas al sol
Me diste Tú la alegría
Llevándose así el dolor

Encuentro que existe un Cielo
Por el que late mi corazón
Si a Tu amor es que yo me aferro
En ese Cielo me encontraré yo
Que Tu amor es agua del río
Aquella que me lleva a mi Dios
Que Tu amor es como un delirio
Por Tu amor es que muero yo

(CORO)

//Amor bendito Amor del Cielo
Amor que calla el sufrimiento
Amor que sana todos mis miedos
Amor del Padre que me hace eterno//

 

Alex Campos – Tu Amor – Derroche de Amor

Si estoy Contigo

Cuando siento desmayar en mi andar el sol se ha ido
Los amigos se dispersan y no están siento el vacío
Cuando el mundo se levanta contra mi es cuando digo
Me sostiene y me hace fuerte el saber que soy tu hijo

Sólo existe un lugar donde encontrar
aquel motivo que me hace respirar
Jesús tu eres mi refugio, tu mi paz
Si estoy contigo sobre el mar puedo andar

Si estoy contigo ya no hace frío
Los fantasmas se irán y temblarán  si estás conmigo
Si estoy contigo ya no hay motivos
La tristeza y la ansiedad ya no estarán si estás conmigo

Si estás conmigo libre soy
no habrá más llanto ni dolor 
tuyo soy
Si estoy contigo es porque tu eres mi amante
eres mi sol  tu mi Dios

Si estoy Contigo ya no hace frío
Los fantasmas se irán y temblarán  si estás conmigo
Si estoy contigo ya no hay motivos
La tristeza y la ansiedad ya no estarán si estás conmigo

Alex Campos – Barak