Si tienes problemas, alégrate

El verdadero secreto del placer de vivir se conoce desde hace

casi veinte siglos. Pero durante la mayor parte de ese tiempo se

le envolvió en frases tediosas y en lenguaje arcaico. En años

recientes, se le simplificó tanto y de tal manera con el abuso de

clichés pegajosos, que con frecuencia el buscador sincero de

la verdad, disgustado por él, se ha dirigido a buscar por otro lado.

 

No vacile en pedir ayuda o en darla. El orgullo le puede proporcionar

un dolor innecesario.

 

La razón por la cual todas las dificultades siguen los mismos moldes

generales es porque todas tienen el mismo origen. Es importante

tener en cuenta que todas las clases de dificultades que plagan a

los seres humanos sobre la tierra comienzan de la misma manera:

Las dificultades se generan cuando alguien quebranta una de las

leyes de la naturaleza. Algunos prefieren llamarlas las leyes de Dios.

 

Si usted sabe exactamente qué es lo que lo metió en dificultades,

y lo reconoce, dio el primer paso importante para salir de ellas.

 

Evite a todos los que le ofrezcan venderle un atajo hacia la paz

mental por un precio de ganga.

 

Existe la extraña noción, aparentemente desde hace siglos, de

que la forma en que uno se sale de un lío personal es hacerle un

gran favor a Dios, tal como ir a la iglesia todos los domingos hasta

que las cosas empiecen a lucir mejor, o decir alguna oración como

ritual una y otra vez.

 

La gente en dificultades no se preocupa por la lógica.

 

Asistir y contribuir a la iglesia son buenos ejercicios espirituales.

Si se hacen solamente para obtener el favor de Dios son una

perdida de tiempo…

 

Obedezca las leyes que controlan le electricidad y ésta nos dará luz,

calor, energía, música y comunicación instantánea alrededor de la

tierra. Ignórelas, y morirá usted en un instante.

Las maravillas de la ciencia no fueron creadas por nuestros científicos,

sino que van siendo descubiertas.

Es obvio que fueron puestas allí por una inteligencia superior.

Llamémosla Dios.

 

La humanidad tiene un sentido propio de la existencia de Dios.

Los hombres pueden negarlo con palabras, pero la misma

complejidad de la mente de aquellos que niegan a su Creador

es una de las pruebas más convincentes d que sus negaciones

son falsas.

 

Quizás usted nunca haya considerado a la Biblia como un libro de

historia al revés; un libro de historia escrito por adelantado.

No obstante, eso es esencialmente lo que es…

 

El Dios que todos buscan les está ofreciendo lo que quieren abierta

y grauitamente…

 

Se debe buscar primero un contacto con el Dios viviente.

Y a continuación seguirán la moralidad, la integridad, la realización

gozosa y todas las otras cosas buenas…

 

Del libro: Si tienes problemas, alégrate. Eddy Swieson con Howard Norton.

Amar y Servir

Amar y servir, sería mi respuesta a todo aquel que me pregunte

cuál es mi propósito en la vida. Amar y servir como hija, esposa,

madre, ciudadana de mi país. Dejaré, y ya he dejado de hacer

algunos de esos roles, pero mi propósito en esta vida

sigue siendo el mismo.

No fue fácil para mí entender y aceptar que para eso nací. Costó mi

propia vida. Como todo el mundo, nací creyendo que el mundo

giraba alrededor de mí. Todo niñ@ que nace crece creyendo esa

falacia, hasta que la vida misma se encarga de despertarlo a la

realidad, triste realidad cuando no vemos Quien de verdad tiene

el control de nuestras vidas y es para Quien nacimos y somos.

“De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él

habitan” Salmo 24:1

Vea a su alrededor, véase a sí mismo, y se dará cuenta que todo,

incluyéndolo a usted, reclaman su total y absoluta consagración.

Usted no puede ser mejor que nadie en ningún área si no se

entrega por completo a ello. El error que cometemos muchas veces

es hacerlo para que los demás nos vean y nos elogien. Cuando ese

elogio no sucede, desistimos de la idea y buscamos otra cosa que

sea llamativa, y que nos aporte muchos aplausos y reconocimientos.

Así seguimos por la vida mirando sólo en forma horizontal para

compararnos unos con otros.

Una vez, cansada de todo eso y con mucha frustración en mi

corazón, miré hacia arriba, literalmente, si es que había Alguien

allá en lo alto que me oyera y me enviara ayuda. Jamás en mi vida

se me hubiese ocurrido que Él siempre estuvo a mi lado,

dispuesto a ayudarme, sin yo saberlo. Ahora, al repasar mi historia,

recuerdo a algunas personas que fueron cariñosas y bondadosas

conmigo a pesar del terror que estaba viviendo. Sé que la gente

que le hace daño a otros es porque no tienen a Dios en sus

corazones. Siguen sus instintos, se mueven en sus miedos, en sus

luchas de poder y dominio, como animales irracionales, sin pensar

en el daño que están causando a otros, inocentes muchas veces

como es el caso de los niños, que no tienen culpa de nacer en esas

condiciones que les tocó.

Podemos hacer el daño mayor al pagar nuestras frustaciones en los

más débiles, usar la venganza, que extiende el mal y lo hace mayor,

o podemos recapacitar y pensar qué puedo hacer yo ahora que me

toca a mí decidir lo que voy a hacer con mi vida? Repetiré los

modelos en los que he vivido o los cambiaré, con la ayuda de Dios?

Mi cambio de vida llegó a través del amor de Dios, revelado en su

Hijo Jesucristo. Fueron Buenas Noticias para mí saber que Alguien

me amaba desde antes de la fundación del mundo. Un Amor así es

el que yo quería, y todavía quiero. No un amor que se acabe con la

muerte.

“Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo Jehová, me

recogerá” Salmo 27:10

Muchos padres abandonan a sus hijos porque no los quieren, otros

porque no pueden, otros porque la muerte se los lleva y no era su

deseo ni su intención dejarlos, pues los amaban. Pueden haber

muchas causas por las cuales los niños quedan abandonados a su

suerte, pero una sola promesa: “Con todo, Jehová, me recogerá”

Cada persona, que ha sido abandonada, de alguna manera, y si es

sincera, podrá reconocer que en el transcurso de su vida, siempre

hubo alguien que lo amó desinteresadamente. Sé también que duraba

poco porque había intereses ocultos en aquellos que los dominaban

para que no supieran la verdad. La verdad es la que nos hace libres.

A esto se añade la rabia acumulada en el corazón por años de dominio,

maltrato y abuso. Siempre será un abuso criar a alguien sin decirle

la verdad. La verdad sobre el peso de sus propias decisiones,

la verdad sobre los padres o los encargados de su crianza, que no

son omniscientes y todopoderosos. Criarlos en una burbuja,

quitando cada inconveniente para que no sufran “lo que nosotros

sufrimos” y los hacemos más débiles que nosotros con mentiras.

Cada etapa de la vida tiene sus propios desafíos y debemos

prepararlos para enfrentarlos en vez de solucionar cada cosa por

ellos. Las mentiras que hemos descubierto, no segurlas propagando.

Ahora también sé, que aunque enseñemos las verdades que hemos

descubierto, algunos tratarán de comprobarlas e irán a probar lo que

usted probó y le hizo daño. Eso se llama libre albedrío, y fue una de las

cosa que olvidé al criar hijos. Y eso está bien! Dios no tiene nietos.

Dios tiene hijos. Dios tratará con cada uno de una forma muy

particular. Yo respeto eso. Cada persona tiene que tener convicción

propia de lo que hace y de lo que dice para ser genuina.

¿Qué hago en los casos cuando hablo y todo se vuelve

contra mí? No importa el rol que esté cumpliendo: Amar y servir como

mi amado Jesús me enseña en su Palabra. Él se humilló a sí mismo,

no pensó en sí mismo, pensó en nosotros. Por eso mi pasaje favorito

de las Escrituras es Filipenses 2: Humillación y Exaltación de Jesucristo.

De él aprendí a amar y servir a Dios y mi a prójimo.

Lo que hoy puedo evaluar en concreto es: mi mundo es diferente

realmente? Vale la pena amar y servir al prójimo incondicionalmente?

Sï, es diferente, para la gloria de Dios. Sí, vale la pena. Los principios

divinos son firmes e inconmovibles como una roca.

Mi determinación es seguir amando y sirviendo a Dios y a mi prójimo

hasta el final de mis días aquí en la tierra sabiendo que él me llevará

a cada situación que necesito aprender. Mi vida está en Sus manos.

La Gracia de Dios es suficiente para mí. Nuevas fuerzas él me da

cuando no tengo ninguna…

Seguridad en uno mismo

Natán no le tenía miedo a nadie (2Samuel 12:1-14)

 

La seguridad en uno mismo provee el fundamento para el liderazgo

sólido.

Cuando nos sentimos inseguros, nos desviamos de nuestra misión

en cuanto los problemas llegan. Cuando la gente no nos quiera,

cuando no haya fondos, cuando la moral decaiga o cuando los demás

nos rechacen o critiquen debemos sentirnos seguros de nosotros

mismos, no sea que nos desmoronemos. Si no nos sentimos seguros

de nosotros mismos, el temor eventualmente saboteará nuestro

liderazgo.

Imagínate lo que hubiera pasado si le hubiera faltado seguridad de

sí mismo a Natán. Considera las probabilidades que se estaban

juntando contra él. Él sabía que tenía que confrontar a David por

su pecado, pero David lo había encubierto muy bien. Nadie sabía lo

que había pasado. Eso significaba que Natán no iba a tener ningún

apoyo moral. Es más, David había guiado a Israel a un lugar de

prominencia entre las naciones, y la mayoría de los israelitas se

pondría del lado de David si él tuviera que pelear. Por último,

técnicamente hablando, David no había hecho nada ilegal con Urías.

Él había enviado al hombre para que lo mataran en batalla contra los

amonitas, pero no fue su espada ni su lanza la que le quitó la vida a

Urías. Natán tenía que sentirse muy seguro de sí mismo para saber

que su plan no se le volvería contra él.

¿Qué hizo que Natán demostrara un liderazgo seguro?

1.- Natán tenía la verdad de Dios de su lado.

   Él no tenía que enfrentarse solo a David.

2.- Natán tenía una relación con David.

   Su amistad había creado un puente que le permitió hacer lo que

   Dios le mandó hacer.

3.- La identidad de Natán dependía de su llamado divino, no de su

   popularidad.

   Natán se decidió a hablar la verdad de Dios sin importar la

   reacción popular.

4.- Natán comprendió su misión personal. Él vivía una convicción

   personal.

5.- Natán era un hombre humilde y quebrantado.

   Él no tenía nada que perder, ya que él había muerto a su

   ambición personal.

 

Síntomas comunes de inseguridad

Los siguientes síntomas normalmente indican sentimientos de

inseguiridad:

1.- Comparación: Nos comparamos con otros para saber cómo

estamos.

2.- Compensación: Nos sentimo víctimas y debemos compensar

nuestras pérdidas.

3.- Competencia: Nos consumimos a nosotros mismos y tratamos

de sobresalir entre los demás para llamar la atención.

4.- Compulsión: Nos sentimos motivados a actuar para poder

obtener la aprobación de los demás.

5.- Condenación: Juzgamos a los demás o a nosotros mismos,

cayendo por ende en la autocompasión o el engreimiento.

6.- Control: Sentimos que debemos estar a cargo, proteger

nuestros intereses y manipular.

 

Cuatro ingredientes de la seguridad

Si deseas reducir las inseguridades personales, desarrolla los

siguientes cuatro ingredientes en tu vida:

1.- Identidad: Establece una identidad en Cristo, no en tu desempeño.

2.- Quebrantamiento: Permite que Dios te quebrante en tu

autosuficiencia y autopromoción.

3.- Propósito: Descubre y practica el propósito que Dios te ha dado

para tu vida, no el de nadie más.

4.- Da y recibe la bendición: Aprende a afirmar a otros y recibir

afirmación.

 

Biblia de Liderazgo. Con notas de John Maxwell.

Promesa de protección

El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del

Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía y castillo mío;

mi Dios, en quien confiaré.

El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro;

escudo y adarga es su verdad.

No temerás del terror nocturno, ni saeta que vuele de día,

ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio

del día destruya.

Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.

Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los

impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por

tu habitación, no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos

tus caminos.

En sus manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra.

Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y

al dragón.

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré,

le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia;

lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré

mi salvación.

Salmo 91 RV60

Prosperidad del que teme a Jehová

**Fuimos creados por Dios y para Dios**

Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus

mandamientos se deleita en gran manera.

Su descendencia será poderosa en la tierra.

La generación de los rectos será bendita.

Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para

siempre.

Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; es clemente,

misericordioso y justo.

El hombre de bien tiene misericordia y presta.

Gobierna sus asuntos con juicio, por lo cual no resbalará jamás.

En memoria eterna será el justo. No tendrá temor de malas

noticias. Su corazón está firme, confiado en Jehová.

Asegurado está su corazón; no temerá, hasta que vea en sus

enemigos su deseo.

Reparte, da a los pobres; su justicia permanece para siempre;

su poder será exaltado en gloria.

Lo verá el impío y se irritará; crujirá los dientes, y se consumirá.

El deseo de los impíos perecerá.

Salmo 112 RV60

 

En tiempos donde…

Ver la entrada original 854 palabras más

Prosperidad del que teme a Jehová

Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus

mandamientos se deleita en gran manera.

Su descendencia será poderosa en la tierra.

La generación de los rectos será bendita.

Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para

siempre.

Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; es clemente,

misericordioso y justo.

El hombre de bien tiene misericordia y presta.

Gobierna sus asuntos con juicio, por lo cual no resbalará jamás.

En memoria eterna será el justo. No tendrá temor de malas

noticias. Su corazón está firme, confiado en Jehová.

Asegurado está su corazón; no temerá, hasta que vea en sus

enemigos su deseo.

Reparte, da a los pobres; su justicia permanece para siempre;

su poder será exaltado en gloria.

Lo verá el impío y se irritará; crujirá los dientes, y se consumirá.

El deseo de los impíos perecerá.

Salmo 112 RV60

 

En tiempos donde los valores se han perdido y los principios

eternos son objeto de burla, es necesario volver a la senda

antigua, el camino trazado por los que ya pasaron por aquí.

Este salmo fue escrito hace muchísimo tiempo, pero cada

generación encuentra consuelo y valor para seguir adelante,

no importando lo que vea alrededor. Todo esto también pasará,

pero qué quedará de cada uno de nosotros?

Depende de dónde pusimos nuestra mirada, de los valores que

practicamos, del trato que le dimos a nuestros semejantes en

nuestro momento más difícil…

¿Nos rendimos ante al mal y por un pedazo de pan vendimos nuestra

alma?

El alma de todo ser humano es muy valiosa como para que nosotros

la destruyamos por un momento de euforia y pasión desatada.

El salmista dice que es feliz, bienaventurado, dichoso, afortunado,

todo aquel que teme, respeta, toma en cuenta, a Dios.

Poner la mirada en Aquel que hizo el mundo, que puso las reglas

desde el principio, es mejor que mirar y seguir a un charlatán que

no sabe a dónde va, y de esos hay bastante en este mundo!

 

“Su descendencia será poderosa en la tierra. La generación de los

rectos será bendita”

A veces los padres olvidamos que todo lo que hacemos afecta y

afectará a nuestros hijos, y a los hijos de nuestros hijos.

Una herencia de bendición podemos dejar si ponemos atención

para vivir a la manera de Dios.

En las Sagradas Escrituras encontramos muchas veces la expresión

“Por amor a …” Si para nosotros es tan sublime encontrar a alguien

que nos ame y que nosotros amemos igualmente, con respeto,

compromiso y fidelidad, cuánto más Dios cuando se encuentra una

alma que lo ama a él como él ama. Por amor a esa persona Dios

bendice a su descendencia, aunque, lamentablemente, se levante

una generación que no quiera conocer a Dios y siente que no lo

necesita porque ha disfrutado de lo que sus padres lucharon por

obtener, con la ayuda de Dios.

Cada generación puede hacer suya las promesas divina, pero sólo

si quiere. Es voluntario. Los rituales no sirven si no van

acompañados de fe genuina en el Dios vivo que hizo los cielos y

la tierra.

“El hombre de bien tiene misericordia y presta. Gobierna sus asuntos

con juicio. Por lo cual no resbalará jamás. En memoria eterna será

el justo”

Nada de acumular para sí. Sabe que Dios le da los bienes para que lo

administre con justicia, ayude al necesitado sin hacerlo dependiente.

Es para la gloria de Dios que él vive, no para su propia gloria; no para

ganar renombre y que le hagan estatuas por todos lados… sino que

las gracias se eleven a Dios.

La gloria de los hombres es pasajera y cada generación levanta sus

propios ídolos; la gloria de Dios es eterna.

“No tendrá temor de las malas noticias. Su corazón está firme,

confiado en Jehová”

Este es un verso que ha sido muy mal interpretado. El texto no dice

que no tendrá malas noticias, sino que no se dejará atrapar por

el temor porque sabe que Dios tiene el control de todas las cosas y

nada sucede sin que Dios. Lo que más me agrada de Dios, es que

nos dice siempre la verdad, nos advierte de lo que puede pasar si

tomamos decisiones equivocadas, pero nos deja decidir, nos da

libertad. El padre de la mentira nos engaña para hacernos caer

y luego se burla de nosotros; Dios nos levanta y nos restaura y

con él somos más fuerte.

El mismo Jesús, Hijo del Dios altísimo, nos dijo:

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo

tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”

No nos dice que Su camino será un camino de rosas, todo lo contrario,

pero la victoria la tenemos asegurada porque él venció todos esos

poderes que hoy nos atacan, poderes espirituales y agentes humanos

que se utilizar por el mal. Nunca vamos a vencer el mal haciendo el mal.

Sólo con el bien podemos vencer al mal.

Jesucristo mismo nos dice: “No resistas al que es malo”

Aquí “resistir” es como tener lucha libre cuerpo a cuerpo con

alguien:consiguió con quien descargarse. Es como responderle

groseramente a alguien enojado: su ira se vuelve furia y ataca.

De verdad que sólo hay que estar en paz con Dios para poner en

práctica este mandamiento. Del resto todos andamos enguerrillados y

buscando pleito para hallar un poco de alivio a las tesiones internas.

Es con Dios que estamos enojados porque no hace las cosas como

nosotros queremos y cuando queremos. Hablemos con él, a solas.

Digámosle todo lo que nos molesta y pidámosle cómo podemos

colaborar con él para que las cosas cambien para bien. Sólo cuando

estamos cansados de tanto mal es que queremos cambiar. Pidamos

sabiduría de lo alto para hacer las cosas para la gloria de Dios y no

para la gloria de este mundo que es pasajera.

En medio de las tinieblas podemos tener Su luz. Dios les bendiga.

 

Jesucristo es el Señor

 Esther Lozada

Twitter: @emldg

Instrumento de Tu paz

**Fuimos creados por Dios y para Dios**

Señor, haz de mí un instrumento de Tu paz

Que donde haya odio, siembre amor,

Que donde haya daño, perdone,

Que donde haya duda, ponga fe,

Que donde haya desesperación, ponga esperanza,

Que donde haya oscuridad, ponga luz,

Que donde haya tristeza, ponga alegría.

 

Oh, divino maestro, concédeme el no buscar

Ser consolado sino consolar,

Ser comprendido sino comprender,

Ser amado sino amar,

Pues al dar recibimos,

Perdonando somos perdonados,

Muriendo nacemos a la vida eterna

 

San Francisco de Asís

Ver la entrada original

Anteriores Entradas antiguas