Dejando atrás

Si no entiendes la realidad será
porque  nunca nadie en la vida
te enseñó tal vez a mirar
del otro lado del Cielo

La gente va resignándose
como quien espera la muerte
La gente va resignándose
entre el silencio y la soledad

Pero yo sé que estás aquí
para nuevamente nacer,
dejando atrás la oscuridad
del mundo que gira al revés

En las calles sólo encontrarás
manos vacías que nada te ofrecen,
caminos que te confunden más,
seguros de vida o muerte

La gente va resignándose,
en su lucha por sobrevivir
La gente va resignándose,
viviendo esclavos de una ilusión

//Pero yo sé que estás aquí
para nuevamente nacer,
dejando atrás la oscuridad
del mundo que gira al revés//

Logos – Dejando Atrás

@emldg

Anuncios

Esclavos de sus Mentes

¿Quién robará tus sueños
si sos tu mismo dueño?
¿Quién doblegará tu corazón?

¿Por qué llenar el alma
con el vacío de otros,
si es como tener un sol sin luz?

¿No ves que el ciego guía
al ciego hacia la muerte?
Porque en sus mentes van
detrás de una ilusión

Para sentir que están vivos

Dejando atrás los miedos
se rompen los espejos
que te hacen mirar sólo el dolor

Traspasarás fronteras
Derribarás barreras
que hagan vacilar tu corazón

¿No ves que el mundo
sólo busca repetirse
en los caminos de su
propia destrucción?

Para sentir que están vivos
Para sentir que no están vacíos
Para sentir que están vivos
Para sentir que no están perdidos

¿No ves que el ciego guía
al ciego hacia la muerte?
Porque en sus mentes van
detrás de una ilusión

Para sentir que están vivos
Para sentir que no están vacíos
Para sentir que están vivos
Para sentir que no están perdidos

Banda Logos – Esclavos de sus mentes

@emldg

Dulce Consuelo

En Jesucristo, mártir de paz.
en horas negras de tempestad,
hallan las almas dulce solaz,
grato consuelo, felicidad.

CORO

¡Gloria cantemos al Redentor!
Que por nosotros quiso morir.
La santa gracia del Salvador,
siempre dirija nuestro vivir.

En los peligros, en dolor,
a cada paso su protección,
calma le infunde, santo vigor,
nuevos alientos al corazón

Cuando en la lucha falta la fe
y el alma siente desfallecer,
Cristo nos dice: “Yo os colmaré
de rica gracia, santo poder”

Himnos de Gloria y Triunfo. 115

 

¡Yo sé que mi Redentor vive!

@emldg

Mueca de Ilusión

No dejes para mañana
Cambia el curso de las cosas
No repitas flashes que
al final no tienen sentido

Cambio es la palabra clave
Sin amnesias convenientes
//Es preciso// que la realidad
//encuentre un sentido al final//

Precisas dejar de ser
una mueca, una ilusión
Precisas dejar de ser…
Precisas dejar de ser
una mueca de ilusión
Precisas dejar de ser…

Si Jesús es la respuesta
a todas tus confusiones
Cruces cruzan un mismo lugar
Lugar de pretextos
Sin pasiones engañosas
Sin mentiras recurrentes

Todo forma parte de un disfraz
Disfraz que te puede matar
Careta que puede matar

//Precisas dejar de ser
una mueca, una ilusión
Precisas dejar de ser…
Precisas dejar de ser
una mueca de ilusión
Precisas dejar de ser…//
Una mueca de ilusión

Horacio Zinotto. Sinergia.

Tu Palabra está Firme

Señor, tu palabra está firme
para siempre en el cielo.

La gente podrá  confiar
en tu palabra ahora y siempre;
Tú hiciste la tierra, y ella perdura.

La tierra sigue existiendo
por orden tuya; todo el universo está
a tu servicio.

Si yo no hubiera seguido con amor
tus enseñanzas, mis sufrimientos
ya habrían acabado conmigo.

Jamás olvidaré tus instrucciones
porque ellas me mantienen con vida.

Yo soy tuyo, sálvame; quiero obedecer
tus instrucciones.

Los perversos querían acabar conmigo,
pero yo sigo fiel a tus enseñanzas.

He visto que todo en la vida tiene sus límites,
pero lo único que no tiene límites
es tu mandamiento.

Salmo 119:89:96. Santa Biblia.
Versión Palabra de Dios para Todos.

@emldg

Motivo para cantar

Era el año 1862, cuando se había recrudecido la Guerra Civil en lo Estados Unidos de América.
Los bandos enemigos se habían retirado a sus respectivos campamentos para pasar la noche.
La luna brillaba en todo su esplendor.
En el frente se hallaban apostado soldados de ambos bandos, cada cual con la misión de prevenir un ataque sorpresivo del enemigo.
En el bando del sur había un soldado llamado Sankey.
En un momento de descuido, Sankey surgió de entre las sombras y comenzó a contemplar el majestuoso cielo estrellado.
Al verlo, uno de los soldados del bando del norte se deslizó con cautela y preparó su fusil para disparar contra el distraído Sankey.
No bien había terminado de afinar la puntería cuando Sankey, que era creyente en Cristo, alzó los ojos al cielo y comenzó a cantar:

“Cristo, cual pastor, oh guía nuestros pasos pasos en tu amor; nuestras almas siempre cuida, guárdalas, oh Salvador”

El francotirador se dispuso a apretar el gatillo, pero al escuchar el himno una sensación extraña se apoderó de él. Conocía muy bien esa melodía y esa letra.
¡Era uno de los himnos que le había oído cantar a su mamá!
Cuando Sankey llegó a la estrofa del himno que dice:

“Tuyos somos, fiel Amigo, sé nuestro Defensor; da al rebaño tuyo abrigo de este mundo pecador”

el soldado conmovido, puso a un lado el arma y escuchó con atención el final.

Terminó la guerra, pasaron los años, y el soldado, ya veterano, conservaba el recuerdo de esa noche. Pero no supo nada de Sankey hasta que en la Nochebuena del año 1875, mientras viajaba por el río Delaware en un barco de vapor, escuchó una vez más las notas de aquella memorable melodía.
¡Cuál no sería su sorpresa al saber que quien la cantaba era el mismo a quien se la había oído cantar durante la guerra!
Un grupo de personas había reconocido a Sankey como el cantautor que dirigía los himnos en las campañas del renombrado evangelista Dwight Moody, y le había pedido que cantara una de sus propias composiciones; pero él les había dicho que esa noche prefería cantar el viejo himno;

“Cristo, cual pastor”

Tan pronto como Sankey terminó de cantar, el veterano, que no había asistido a ninguna de las reuniones de Moody, se acercó a Sankey, se presentó y y le contó cómo hacía trece años que ese himno le había salvado la vida.
Sankey no salía de su asombro al ver cómo Dios, tal como lo decía el himno, había guiado los pasos de los dos de tal manera que se encontraran por segunda vez.
Así que aprovechó la ocasión para contarle a aquel hombre acerca de Jesucristo, el motivo de su himno, y tuvo la alegría de ver cómo su antiguo enemigo se convertía no sólo en amigo suyo sino en amigo de Dios al entregarle su vida a Cristo aquella misma noche.

Carlos Rey – Mensaje a la Conciencia. 

Que la alabanza despierte

Que la alabanza
despierte nuestro ser
Dios es grandioso
Eres grandioso

La tierra tiembla
al escuchar cantar
Dios es grandioso
Eres grandioso

Eres fiel y poderoso
Todo puedes hacer
Yo confío y no dudo
Tienes el control

CORO

Cada día te alabaré
En todo tiempo te cantaré
Tú me has dado un amor eterno

Que la alabanza
despierte nuestro ser
Dios es grandioso
Eres grandioso

Eres fiel y poderoso
Todo puedes hacer
Yo confío y no dudo
Tienes el control

CORO

//Cada día te alabaré
En todo tiempo te cantaré
Tú me has dado un amor eterno//

//Que la alabanza despierte
esta generación y que
resuene en todo lugar//

CORO

//Cada día te alabaré
En todo tiempo te cantaré
Tú me has dado un amor eterno//

Planetshaker

“Este es el día que hizo el Señor;
nos gozaremos y alegraremos en él”
(Salmo 118:24)
Cada día podemos decir lo mismo,
y seguir adelante!

@emldg

Anteriores Entradas antiguas